Inspirando personas para el futuro del trabajo!

Etiqueta: Acción (Página 1 de 9)

“Vivir comienza con una intención.”

Pedro Sifontes

Como seres humanos dentro de nosotros hay una necesidad de trascender, lograr, mejorar, crecer; sin embargo, son muy pocos los que hacen que eso ocurra. Muy pocos viven con intención, ciertamente lo intentan, pero intentarlo no es suficiente, hay que ser intencional en las cosas que queremos.  

¿Qué es lo que quieres realmente?

Tu sabes que es lo que quieres, probablemente mejores relaciones con tu pareja u otros, libertad financiera, crecer profesionalmente espiritualmente, construir un negocio, más confianza, mas seguridad, aprender a perdonar, obtener ese empleo, son tantas cosas que puedes querer hoy en día.

¿Estás siendo intencional en alcanzar eso que quieres o te quedas en el deseo?

¿Cuál es tu excusa para no ponerte en acción?

¿Cuánto te costaría no ponerte en acción en este momento?

A veces no calculamos el costo de no hacer nada por nuestros sueños o metas, preferimos quedarnos en nuestra zona de confort o dolor, esperando a que algo pase. Nada pasa si no soy intencional en buscar o generarlo.

El principio biblico de Jesús es claro: Pidan y se les concederá lo que pidan. Busquen y hallarán. Toquen y se les abrirá la puerta. Porque todo el que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.” Mateo 7:7-8 (NBV)

Jesus nos habla aquí de la intención, de ser intencionales en nuestras acciones y nunca se habla de no hacer nada, hay tres verbos que nos corresponden: pedir, buscar y tocar. Los resultados seran: recibiran, hallaran, abriran.

Lo que hace que nuestros sueños no sucedan no es la falta de recursos, es la inacción.

Pedro Sifontes

El no hacer nada por nuestros sueños es muy costoso, mas costoso de lo que pensamos. Los problemas que ahora tenemos seguiran creciendo, es como un cancer que puede matarnos lentamente.

No debemos buscar un culpable por lo situación que vivimos, no debemos lamentarnos por eso, al contrario asumamos nuestro rol de protagonista. Podemos ahorrar, crear ese negocio, mejorar, resolver ese conflicto, pedir ese aumento o promoción en la carrera, conseguir ese empleo, pedir matrimonio a esa chica,  alcanzar tus sueños. Cualquiera que sea nuestra situación tenemos lo que necesitamos para ponernos en acción.

Se intencional, toma acción ahora. No esperes que los días pasen o tu situación cambie, comienza con pequeños pasos, busca motivos para actuar ahora. No esperes a que la inacción te pase factura porque será muy costosa. Da el Salto hacia tus sueños.

En amor y liderazgo,

Pedro Sifontes

 

“Si quieres hacer un cambio permanente, deja de centrarte en el tamaño de tus problemas y céntrate en tu tamaño.” T. Harv Eker

Esta es una de las preguntas que muchas personas me han hecho llegar acompañada de frases como esta “he trabajado duro”, “he sacrificado muchas cosas”, “he leído los libros de…”, … y todavía no lo consigo, terminan diciendo algunos “será que Dios no quiere que tenga éxito.”

De algo estoy seguro, y es que Dios quiere que tengamos éxito. Somos nosotros quienes no estamos aprovechando todos los recursos y el potencial que hay dentro de nosotros, y hemos estado viviendo como víctimas de las circunstancias y no hemos asumido nuestra responsabilidad. Somos nosotros quienes hemos bloqueado nuestro éxito.

Todo tiene que ver con nuestra mentalidad.

Mi mentalidad determina lo que hago y lo bien que lo hago. Todos tenemos habilidades únicas, pero si no uso correctamente mis facultades mentales es inútil.

Mi mentalidad me sugiere como voy a tratar con la oportunidad, la adversidad, el fracaso, el éxito, el cambio, ella dicta cual va a ser mi actitud y mi comportamiento.

Si quieres que tu vida cambie necesitas cambiar de mentalidad.

Cambiar de mentalidad requiere cambiar nuestras creencias, palabras y hábitos que son los que nos han llevado al lugar donde estamos.

¿Cómo podemos desbloquear al éxito en nuestras vidas?

1.   Claridad del éxito que quieres.  Sin claridad hay oscuridad. Necesitamos saber lo que queremos y hasta donde queremos llegar. Muchas personas tienen falta de claridad, no saben lo quieren, quieren muchas cosas o quieren lo que otros tienen, por eso cuando llegan los obstáculos se rinden. La rendición comienza en la mente.

Un pequeño ejercicio que puede ayudarte es preguntarte a ti mismo ¿Dónde me gustaría verme en cinco, diez años? Puedes tomar tiempo para escribirlo y utilizar tus sentidos para ver el nivel de claridad, recuerda si puedes verlo claramente puedes lograrlo. Usa tu poder creativo y enfócate.

2.   Confianza en ti mismo(a).  La confianza en ti mismo tiene que ver con las creencias ¿Qué es lo que te dices a ti mismo? ¿Cuál es tu dialogo interno? ¿Cuáles son tus excusas para no tener éxito? Esas excusas son solo creencias que están bloqueando tu potencial, y solo existen en tu mente. Si confías en las habilidades que Dios te dio podrás generar el éxito que buscas. Cree en ti, cree que puedes y lo lograrás. Aun la rosa de sarón florece en las sombras.

3.   Plan de Acción.  Podemos llegar a tener claridad de lo que queremos y una confianza en quienes somos; sin embargo, si no tomamos las acciones correctas de nada sirve. ¿Qué acciones tomas para respaldar la visión de lo que quieres? El éxito no es cuestión de suerte o casualidad, es cuestión de un plan y acciones concretas que te lleven al destino que quieres. ¿Cómo esperas que llegue tu éxito? ¿Estás preparado(a) para ello? La fe sin obras es muerta.

¿Qué necesitas para comenzar a tener éxito?

Prueba con estas tres cosas y observa como tu vida comienza a cambiar. Verás grandes resultados en ti, en tu organización y en todo lo que hagas. Te aseguro que no será de la noche a la mañana, pero es un proceso que si lo repites día tras día lo que has estado buscando sucederá. Es lo que se conoce como repetición con propósito.

¿Estás listo(a)? Vamos y recuerda que estoy para acompañarte en tu viaje de alcanzar el éxito.

En amor y liderazgo,

 

Pedro Sifontes
Coach for Leadership

« Siguientes entradas
Popup By Puydi