fbpx

Liderazgo Creativo

Inspirando personas para el futuro del trabajo!

Tu superpoder es para servir a otros, nunca para tu beneficio.

Pedro sifontes

La mayoría de las personas piensan que no tienen poderes, la verdad es que ignoran todo lo que poseen. Por ej. Tenemos el poder de elegir, aquí algunos sin querer queriendo eligieron el poder de víctimas en vez del poder del héroe o heroína.

Ser un héroe no implica ser perfecto porque hasta Superman tenía una debilidad: la kryptononita. La kriptonita nos bloquea e impide que desarrollemos todo nuestro potencial. ¿Qué puede ser aquello que nos debilita? La inseguridad, el dudar de mi mismo, el sentirse rechazado, desconocer quien soy, son factores que me impiden avanzar en la vida y cumplir mi propósito. 

Hay mucho poder en nosotros, tenemos fe, imaginación, curiosidad, creatividad, ingenio, resiliencia, entre otros hay poder en nuestras palabras, y ese poder viene de que hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios. Eso es maravilloso y un día tendremos que responder a su pregunta ¿Qué hiciste con lo que te di?

¿Cómo responderás? Y es que todo poder conlleva una gran responsabilidad, de acuerdo a las palabras del Tío Ben en una de las películas de Spiderman.

Todos hemos sido creado a imagen y semejanza de Dios: Steve Jobs, Bill Gates, John C. Maxwell, Nelson Mandela,.., cada persona es un reflejo de Dios y ellos han sabido  multiplicar sus poderes. Me encanta lo que estoy viendo en este més de dos viajes al espacio por personas que no son astronautas, uno liderado por Richard Branson y el otro por Jeff Bezos. La mente humana es más grande de lo que podamos imaginar, es increíble cómo funciona, El problema es que muchos no usamos la imaginación y siempre estamos en la ley del mínimo esfuerzo, nos limitamos y terminamos quejándonos de nuestra vida. Dejamos que la kriptonita nos debilita por causa de nuestros miedos.

David Goggins, un atleta de élite mundial y autor del libro ¨No Puede Hacerme Daño: Domina tu mente y desafía las probabilidades.¨ dice que la mayoría de nosotros solo aprovechamos el 40% de nuestras capacidades.

¿Cómo sería tu vida si comenzarás a usar el 80 o 95% de tu potencial?

¿Puedes imaginarla, sentirla?

¿Qué cosas lograrías?

¿Qué ideas llevarías a cabo?

Muchas personas en la historia han logrado cosas sin tener presente que son imagen y semejanza de Dios, pero lo hicieron, no se limitaron, creían en sus capacidades, superaron los obstáculos, vencieron el miedo y alcanzaron sus sueños o metas.

¿Sigues pensando que no tienes poderes? ¿Te gustaría descubrirlos?

Si tu respuesta es sí, te invito a estar en contacto con mi persona para una sesión de coaching.

En amor y liderazgo,

Pedro Sifontes

¿Para qué quiero buenas relaciones?

Imagen de Phan Minh Cuong An en Pixabay

¨Nuestro éxito o fracaso en la vida dependerá de nuestra capacidad de relacionarnos con otros.¨

Todos anhelamos tener buenas relaciones, saludables y felices pero la mayoría de nosotros no sabemos como lograrlas. Pensamos que se da por el destino, la suerte y olvidamos que nosotros estamos llamados a construir las relaciones que queremos.

Conflictos en el trabajo, familia, amistades o matrimonio se deben a que no sabemos relacionarnos. Los problemas relacionales no comenzaron con otros comenzaron conmigo mismo.

Las relaciones que tienes están determinadas como te relacionas contigo mismo.

Pedro Sifontes

Por ej. Si tienes una relación enfermiza con tu pareja es porque no sabes tu valor. Si tienes relaciones que te valoran es porque has aprendido a valorarte.

Toma un minuto para responder: ¿Cómo son mis relaciones? ¿Me disminuyen o me elevan?

Si estas te disminuyen tienes que tomar medidas.

Fuimos diseñados para relacionarnos, tenemos esa capacidad; sin embargo muchos están luchando con su inseguridad, falta de aceptación, identidad y confianza. Algunos llegan a experimentar el síndrome del patito feo y sobre todo en este tiempo de redes sociales.

Dejame decirte que las redes sociales o personas no determinan tu valor, quien si determina tu valor es Dios quien te creo y tu mismo. Es fácil culpar a otros de nuestra infelicidad. Es fácil acomodarse y depender de otros para ser feliz, lo difícil es asumir la responsabilidad de nuestra vida, nuestras relaciones y de todo lo que hacemos.

Si busco tener relaciones sanas y felices debo comenzar conmigo mismo. Hay cosas que tienen que cambiar en nuestra vida, hay principios y creencias que necesitamos incorporar, es muy probable que tu lo sepas. Sin embargo, te los recuerdo.

  1. Amor. La medida de tu amor será la medida de tu valor. Si te amas poco, te cuidaras poco y te costará dar amor porque llegará un momento en que quedarás vacío.
  2. Respeto. La falta de respeto conduce a comportamientos abusivos y a la deshonra.
  3. Confianza. Si te cuesta confiar en otro es posible que no confíes en ti. La falta de confianza es por miedo e inseguridad.

Estos tres elementos son claves para comenzar a generar buenas relaciones unido a una buena comunicación traerá empatía, compasión, alegría y podrán resolver muchos conflictos de la mejor manera.

Si pudieras evaluarte en estos cuatro elementos: amor, respeto, confianza y comunicación ¿Cómo te sientes al respecto? ¿Sientes que debes mejorar? ¿Sientes que estás bien? ¿Hay algo que debe cambiar?

La mejor respuesta la consigues observando tus relaciones: contigo mismo, pareja, familia, trabajo, negocio, amigos. ¿Qué tan saludable y feliz me siento?

Y la pregunta ¿Para que quiero tener buenas relaciones?

Buenas relaciones es menos estrés en la vida. El estrés es un enemigo del corazón. Hay muchas ventajas y es recordar que no fuimos creados para vivir la vida solos, necesitamos de otras personas.

Comienza hoy con tener una buena relación contigo mismo. En un próximo post te comentaré acerca de esto.

Ahora si te sientes frustrado, decepcionado, no aceptado y no sabes por dónde comenzar para mejorar tus relaciones, te invito a reservar una sesión de coaching conmigo.

En amor y liderazgo,

Pedro Sifontes

« Entradas anteriores
WhatsApp chat