fbpx

Liderazgo Creativo

Inspirando personas para un mundo mejor!

¿Sabés a dónde vas con tus metas?

Imagen Cortesía de wirestock

“Cuando un hombre sabe dónde va, el mundo entero se aparta para darle paso.”

Bertrand Russell

¿Cómo lograr tus metas?

En el momento de escribir este post es 31 de diciembre, último día del año y muchas personas se preparan para escribir sus resoluciones de año nuevo. La intención no es mala, el asunto es que pronto olvidan lo que se prometieron que iban a realizar y terminan yendo a la deriva.

Ir a la deriva, vivir una vida sin rumbo, puede ser divertido durante una semana, un mes, tal vez incluso un año. Sin embargo, ir a la deriva durante demasiado tiempo es peligrosa. Y eso pasa con muchas personas que año tras año se dicen “ahora si” y nunca culminan.

Estoy convencido de que no es un asunto de metas u objetivos por lograr, es un asunto de comportamientos. Somos nosotros quienes nos distraemos o no desenfocamos de nuestros objetivos y después nos excusamos que no pudimos lograrlo, que esa meta nos quedó grande o que las circunstancias no se dieron.

Muchos quieren una vida plena, pero no son intencionales en procurarlas. Comienzan bien, pero nunca terminan y así van de año en año para ver cuándo será que lo alcanzaran.

Dios diseñó nuestras vidas para que la vivamos con propósito, de forma intencional.

¿Qué necesitas hacer para lograr tus metas?

Piensa en los comportamientos que necesitas generar dentro de ti para alcanzarlos, lo vamos a llamar CDO (Comportamientos Dirigidos a un Objetivo) es prácticamente responder a esta pregunta:

¿Quién necesito ser o en quién necesito convertirme para lograr mis metas?

Tomate el tiempo para determinar tus metas más importantes. Luego, desarrolla una estrategia de alineación de comportamientos con las mismas y acción.

¡Tú puedes hacer que suceda!

¿Necesitas ayuda para lograrlas? Escríbeme y juntos podemos lograrlas.

Pedro Sifontes

Las campanas del pasado han dejado de sonar, y en el horizonte del presente se asoma un año nuevo, resplandeciente y repleto de promesas. En este umbral, las palabras de Jim Rohn resuenan con una fuerza electrizante: “Para que las cosas mejoren, tú necesitas mejorar. La buena noticia es que puedes cambiar, puedes ser mejor y puedes comenzar justamente donde estás ahora. ¡Y puedes llegar tan lejos como quieras!”

Empieza en ti, aquí y ahora. No esperes una señal en el cielo o que las cosas mejoren para iniciar tu camino. La semilla del cambio se planta en el fértil terreno del presente. ¿Qué anhelas mejorar? ¿Una habilidad, una relación, tu salud, tu carrera? Identifica las áreas que demandan un retoque y pon manos a la obra por medio de METANOIA.

Te presento seis cosas que no debes dejar de hacer:

  • Atrévete a soñar sin límites. Tu potencial es infinito, así que visualiza tus grandes aspiraciones. ¿Sueñas con escalar montañas o escribir un libro? ¿Con dominar un nuevo idioma o conquistar un reto profesional? Graba esos sueños en tu mente y corazón, pues serán ellos tu brújula en la travesía.
  • Celebra los pequeños pasos. A veces, la inmensidad de la meta nos paraliza. Recuerda que cada paso, por minúsculo que parezca, te acerca a tu destino. Celebra cada logro, cada momento de superación, cada gota de esfuerzo que te acerca a la cima.
  • Nunca pares de aprender. La vida es un continuo aprendizaje. Desafía tus creencias, explora diferentes perspectivas, adquiere nuevas habilidades. Recuerda que el conocimiento es poder, y la educación es la llave que abre puertas inimaginables.
  • Rodéate de personas inspiradoras. Busca la compañía de aquellos que te motivan, te impulsan y te apoyan en tu camino. Su energía positiva será combustible para tu propio fuego interno.
  • Cree en ti. La confianza es el motor que te propulsa hacia adelante. No te dejes abatir por las dudas o el miedo. Ten fe en tus capacidades, en tu fuerza interior, y en tu capacidad de alcanzar lo que te propongas. Dios cree en ti.
  • Y la sexta te la doy en nuestra próxima publicación.

Este año que comienza es una página en blanco, esperando ser escrita con tinta de valentía, perseverancia y transformación. Recuerda, para que las cosas mejoren, tú necesitas mejorar. ¡Da el primer paso hoy, no esperes ni un minuto más!

¡Feliz año nuevo! Que este sea un año donde tus sueños se conviertan en realidad, y tu puedas brillar con la intensidad de mil soles.

Desafía los límites, conquista tus metas, y ¡brilla con todo tu esplendor!

¿Te gustaría saber como puedes brillar más? ¿Estás listo(a) para una conversación conmigo?

Pedro Sifontes

Sigue moviéndote, incluso cuando todo parezca imposible para llegar a la cima
Cortesía de Freepik

Transforma la adversidad en una victoria

¿Quieres superar la adversidad? ¿Has sentido que la pared que tienes delante es demasiado alta para escalarla?

Si es así, no estás solo. Todos nos enfrentamos a desafíos en algún momento de nuestras vidas. Pero lo que importa es cómo los enfrentamos.

En la escalada en roca, hay un adagio llamado “el mundo de tres pies”. Esto significa que los escaladores se centran en el problema que tienen delante, no en la enorme pared que tienen que escalar.

Esta mentalidad puede ser muy útil para afrontar la adversidad. Cuando nos centramos en el presente, es más fácil evitar la preocupación y el estrés.

La preocupación es tu enemiga

La preocupación es una emoción que suele surgir cuando nos imaginamos lo que podría pasar en el futuro. Pero el futuro es desconocido, y preocuparnos por ello no nos ayudará a cambiarlo.

Hay un principio bíblico que dice: “Así que no se preocupen por el mañana, porque el día de mañana traerá sus propias preocupaciones. Los problemas del día de hoy son suficientes por hoy.” (Mateo6:34)

No permitas que la preocupación por el futuro te paralice. En su lugar, céntrate en el presente y da un paso a la vez. Con cada paso que des, te acercarás más a la cima de la pared.

Ejemplo: Imaginemos que estás pasando por una crisis económica, has sido despedido y tienes muchos compromisos por pagar. Es un momento difícil y puede ser fácil sentirse abrumado. Pero si te centras en el presente, puedes empezar a tomar medidas para reconstruir tu vida. Puedes buscar un asesor financiero, empezar a buscar un nuevo empleo o iniciar un nuevo negocio, y empezar a planificar tu futuro.

No puedes controlar lo que pasó en tu trabajo, pero puedes controlar cómo reaccionas a ello.

No importa lo difícil que parezca la situación que puedas estar viviendo, siempre hay algo que puedes hacer.

Pedro sifontes

No te rindas

Elige seguir moviéndote, puedes crear una nueva historia para ti mismo. Con cada paso que des, te acercarás más a la cima de la pared.

¿Estás listo para desafiar la adversidad? ¿Estás listo(a) para crear tu historia?

¿Te sientes inspirado para seguir moviéndote? Comparte tus propias experiencias o comenta este artículo.

Pedro Sifontes

« Entradas anteriores
WhatsApp chat