Liderazgo Creativo

Inspirando personas y fortaleciendo organizaciones para el futuro del trabajo!

Quita lo que estorba tu carrera

“Es imposible dar lo mejor de mi cuando hay cosas que están estorbando mí vida internamente.” Pedro Sifontes
Te has preguntado: ¿Qué cosas pueden estorbar mi desempeño? ¿Por qué si quiero dar lo mejor de mí, ser excelente en lo que hago, no puedo?
A veces pensamos que es el compañero de trabajo que no me deja, otras veces pensamos que es el jefe, y caemos en el tema de los conflictos laborales. Ahora quiero decirte que no hay conflictos laborales, lo que hay son conflictos personales. El que tiene el problema soy yo, y debo asumir responsabilidad por mí desempeño. Mi forma de trabajar revela lo que hay internamente, lo que hay en mí corazón.
Tanto la vida como el trabajo es como una carrera, y de hecho sabes que el trabajo que realizas es tu carrera. Si entendemos esto haremos nuestro mejor esfuerzo para correr bien con el fin de no ser descalificado.
No puedo correr bien en mí trabajo si estoy distraído, tengo poca comprensión de lo que hago, si me enojo fácilmente, si me frustro en las tareas, si soy irresponsable. Para correr bien tengo que quitarme lo que me estorba.
Tu visión será más clara solamente cuando mires dentro de tu corazón… aquel que mira afuera, sueña. Quien mira en su interior, despierta.” Carl Jung
¿Qué es lo que me estorba?
El escritor mexicano Armando Fuentes Aguirre, conocido como “Catón” en uno de sus cuentos nos ilustra el tema:
Hu-Ssong propuso a sus discípulos el siguiente relato:
-Un hombre que iba por el camino tropezó con una gran piedra. La recogió y la llevó consigo. Poco después tropezó con otra. Igualmente la cargó. Todas las piedras con que iba tropezando las cargaba, hasta que aquel peso se volvió tan grande que el hombre ya no pudo caminar. ¿Qué piensan ustedes de ese hombre?
-Que es un necio -respondió uno de los discípulos-. ¿Para qué cargaba las piedras con que tropezaba?
Dijo Hu-Ssong:
-Eso es lo que hacen aquellos que cargan las ofensas que otros les ha hecho, los agravios sufridos, y aun la amargura de las propias equivocaciones. Todo eso lo debemos dejar atrás, y no cargar las pesadas piedras del rencor contra los demás o contra nosotros mismos.
Si hacemos a un lado esa inútil carga, si no la llevamos con nosotros, nuestro camino será más ligero y nuestro paso más seguro.
Así dijo Hu-Ssong, y los discípulos se hicieron el propósito de no cargar nunca el peso del odio o del resentimiento.
Lo que podemos aprender es que no podemos dar lo mejor de nosotros cuando en nuestros corazones hay falta de perdón, amargura o resentimiento, heridas del pasado, miedo a ser heridos o rechazados, son problemas que tengo que resolver si quiero correr bien en la vida, si quiero ganar en mí carrera profesional.
Hay que quitarnos lo que estorba, quitarnos aquello que nos impide crecer, avanzar hacia la meta, hacia nuestros sueños.
¿Cómo puedo quitarme lo que me estorba?
Añadiendo a tu vida amor, perdón, confianza, alegría, paz, comenzando a ser la mejor versión de ti, ser una persona de alto rendimiento. ¿Estás listo(a)? ¿Quieres entrenar con nosotros? Unete al Programa de 21 Días de Bienestar Total para que puedas correr la carrera de tu vida con éxito. Te invito a escribir para más información.
En amor y liderazgo,
Pedro Sifontes
Coach for Leadership
Sígueme: @psifontes

¡Tu naciste para la grandeza!

“Tu eres único, tú eres especial, naciste para brillar, para la grandeza. Sólo tienes que ser tu” Pedro Sifontes
Probablemente pienses que la grandeza es para unos pocos, y realmente es así porque no todos creen que nacieron para ser grandes. La grandeza es para todos, pero muchos lo ignoran. La grandeza es para aquellos que han logrado sacar la mejor versión de sí mismo y viven cada día cumpliendo su propósito. Todos tenemos un propósito que cumplir, un sueño que alcanzar sea grande o sea pequeño, hay algo en nuestro corazón que nos dice que nacimos para algo grande.
Todos nacemos con potencial, con sueños de grandeza, pero no todos estamos experimentando la grandeza, por el contrario la mayoría experimenta un desperdicio de su potencial, no se atreven a dar el salto hacia sus sueños, no se atreven a liberar los talentos que poseen y prefieren vivir en las excusas antes que asumir responsabilidad por su vida. Es muy fácil culpar a otros porque no logramos las cosas.
¿Cuáles son tus excusas para no vivir en la grandeza? Probablemente empiece con un no tengo, o un no puedo. Tus excusas nunca te llevaran a la grandeza, solo tus acciones pueden llevarte.
¡Hoy tu puedes elegir vivir una vida sin excusas!
Tienes una sola vida, no tienes otra. El día que cuenta es el de hoy, no el de mañana, ni el de ayer. ¿Seguirás viviendo así como estás o quieres comenzar a vivir en la grandeza? Tu eres una obra maestra, tienes algo para dar al mundo. Naciste para ser grande, es tu decisión si lo crees y te pones en acción hacia ella. Aclaro que la grandeza no tiene nada que ver con fama, poder o dinero, todo eso es vano. La grandeza trasciende porque tiene que ver con el propósito para el cual fuiste creado. ¿Quieres trabajar conmigo para lograr la mejor versión de ti?
Recuerda que caminar hacia la grandeza requiere acciones. Toma acción hoy!
En amor y liderazgo,
Pedro Sifontes
Coach for Leadership
Sígueme: @psifontes