Desarrollando Potencial…Formando Líderes

¿Qué tan excelente es la cultura de mi organización?

Creando-Cultura-Excelencia“La gente se desenvuelve o actúan de acuerdo a la cultura en que viven.”
La palabra cultura se está convirtiendo en música para nuestros oídos. Mucho se habla de crear una cultura de excelencia en la empresa para lograr buenos resultados, sin embargo no se crean los mecanismos para desarrollarla. Y es que la cultura requiere tiempo, no se logra de la noche a la mañana, de hecho la palabra es de origen latín “cultus” que significa “cultivo”.
Si conocemos la ley de la siembra y la cosecha, todo lo que sembramos es lo que vamos a cosechar. ¿Qué estoy cultivando en la organización? ¿Qué clase de semilla estoy sembrando?
Si siembro una visión clara y poderosa, muchos seguirán la visión. “Ahí está el detalle” como decía el gran comediante mexicano Mario Moreno “Cantinflas” que muchas veces los líderes no definen la visión. Se da por sentado que todos la saben, y probablemente sea cierto, pero no todos la tienen incorporada en sus vidas. Por ej. La gente conoce las normas para convivir en la sociedad pero no la incorporan a sus vidas, solo cuando conviene. La falta de una visión clara impide que la gente tenga inspiración para trabajar y su rendimiento sea de regular a bueno.
¿Cuál es la realidad que ve en la empresa? ¿Ve a sus colaboradores comprometidos con la visión y la misión?
Si siembro valores que conduzcan a la excelencia, cosecharé excelencia en los clientes tanto interno como externo. Los valores son los principios por los cuales hacemos lo que hacemos. El no tener claro los valores indica que no hay una razón de ser y hacer las cosas, por lo cual el resultado será mediocre.
¿Están sus colaboradores comprometidos con los valores?
Hay una gran necesidad de crear una cultura organizacional fuerte, y esto es uno de los mayores desafíos que enfrentan las organizaciones en todo el mundo. Esto no se logra de la noche a la mañana. Esto requiere cambio de hábitos, comportamientos, prácticas y por supuesto de paradigmas.
“El comportamiento individual depende de la interacción entre las características personales y el ambiente que lo rodea”. Kurt Lewin
Aquí hay dos maneras en que puede inducir la cultura de la empresa de arriba hacia abajo.
  1. Diseñe un lugar donde la gente le guste venir. Hay que crear un ambiente donde las personas sientan pasión por lo que hacen. ¿Cómo es el ambiente en la empresa? ¿Hay camaradería o hay contiendas? ¿Es saludable o es toxico?
El liderazgo define el ambiente desde la contratación hasta el reemplazo o jubilación.
  1. Mantenga su compromiso con los colaboradores. Los líderes son el modelo a seguir. Ellos buscan mantener la confianza, y mantienen canales de comunicación abiertos sobre todo a escuchar y generar feedback. Esto ha de hacerse semana a semana, al hacerlo así genera seguimiento y resolver los problemas rápidamente.
¿Estoy generando el compromiso? ¿Estoy dando confianza a mis colaboradores para que se acerquen a mí? ¿Los estoy escuchando? ¿Estoy resolviendo los problemas rápidamente? ¿Cómo lo estoy midiendo?
“Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó alguna vez una decisión valiente” Peter Drucker
La cultura siempre debe empezar de arriba abajo, y no al contrario. No esperemos que nuestros colaboradores sean excelentes cuando yo no estoy siendo excelente. Todo líder debe ser apto para enseñar, y ser apto significa que debes incorporar a tu vida: visión, misión, valores, debes modelar para así conseguir resultados extraordinarios con la estrategia planeada.
¿En qué quieres que se conviertan tus colaboradores?
Crear una cultura de excelencia no es fácil, pero tampoco es imposible. Requiere de un esfuerzo a largo plazo y de la capacitación de los colaboradores para poder lograr que el cambio sufra la menor resistencia posible y todos logren adaptarse a él. En lo que quieres que se conviertan, atrévete a diseñarlo y llevarlo a la realidad. Espero que lo logres y si gustas de mi ayuda contácteme en pedro@liderazgocreativo.com
En amor y liderazgo,
Pedro Sifontes
Coach for Leadership
Sígueme: @psifontes

¿Te aman o te temen? ¿Cómo es tu liderazgo?

Un Nuevo tipo de Lider

“La calidad de un líder está determinada por su estilo de dirección hacia los colaboradores.” Pedro Sifontes
Muchos de los que ocupan puestos de liderazgo no están pensando que su gente o colaboradores le amen, piensan que es mejor que le teman, que le tengan miedo. Es una manera equivocada de pensar que viene desde hace muchos años, algunos le atribuyen este tipo de actuación a Nicolás Maquiavelo quien dijo “Es mejor se temido que amado” en su libro “El Príncipe.”
Este tipo de liderazgo, donde se ejerce el poder coercitivo, es completamente dañino, manipulador y abusador. En vez de acercar a los colaboradores, los aleja. En vez de aumentar el potencial de la gente, lo disminuye. Se cree que usando el miedo pueden lograr el cumplimiento de las metas. Realmente a esto no se le puede llamar liderazgo.
Hay la creencia a pensar que si no se ejerce el miedo, los colaboradores pueden llegar a faltarle el respeto al líder o no se hacen las cosas. De hecho hay una frase, no sé qué tan popular pueda ser, que dice: “Al trabajo no se va a hacer amigos, si quieres tener amigos, ten un perro.”
¿Qué piensas al respecto de esta frase?
¿Y qué si hacemos amigos? ¿Cómo sería nuestra organización si fuésemos todos amigos?
Una investigación demostró que las mejores empresas para trabajar son aquellas que practican la amistad o camaradería entre todos, ellos conforman un gran equipo, se tornan creativos, innovadores, cooperadores, solucionadores, entre otras cualidades positivas.
¿Qué le falta a mis colaboradores para ser un gran equipo?
Probablemente sea amor. Cuando hay amistad, y se dice que amistad es amar desinteresadamente, grandes cosas suceden. Los amigos dan la vida por sus amigos.
¿Están sus colaboradores dispuestos a perder su trabajo por usted?
El año pasado en la ciudad de Boston un grupo de trabajadores de Market Basket, una cadena de supermercados, salió a la calle para protestar por el despido del CEO Arthur T. Demoulas, además varios miembros de su equipo renunciaron a sus puestos y todo por este hombre a quien amaban. Se dice que hasta clientes y políticos participaron de este boicot contra la cadena Market Basket.
¿Qué hacía que la gente amara a Arthur T. Demoulas?
Él los amó primero, él se interesaba en sus colaboradores, sabía sus nombres, caminaba entre ellos, iba a las bodas y funerales, velaba por su salud, se ocupaba del bienestar de ellos, les daba la mano, les ayudó a desarrollarse profesionalmente y eso hizo que en 8 años como CEO la compañía duplicara sus ganancias.
Amar vale la pena. El destacado autor del libro “Una Vida con Propósito” Rick Warren dice que: “Amor se deletrea T-I-E-M-P-O.”
¿Qué tiempo le estoy dedicando a mis colaboradores?
“La mejor inversión que puedes hacer en tu liderazgo es invertir tiempo en las personas. El liderazgo no se trata de ti, se trata de las personas que están a tu lado.” Pedro Sifontes
Es mejor ser amado que ser temido y los resultados grandiosos no se harán esperar tanto en la vida como en el trabajo. El amor es lo que permanece, y en el amor no hay temor.
Si te gusto este post te invito a compartirlo con otros, y si quieres aumentar tu liderazgo escríbeme a info@liderazgocreativo.com
En amor y liderazgo,
Pedro Sifontes
Coach for Leadership
Sígueme: @psifontes