Desarrollando Potencial…Formando Líderes

¿Te aman o te temen? ¿Cómo es tu liderazgo?

Un Nuevo tipo de Lider

“La calidad de un líder está determinada por su estilo de dirección hacia los colaboradores.” Pedro Sifontes
Muchos de los que ocupan puestos de liderazgo no están pensando que su gente o colaboradores le amen, piensan que es mejor que le teman, que le tengan miedo. Es una manera equivocada de pensar que viene desde hace muchos años, algunos le atribuyen este tipo de actuación a Nicolás Maquiavelo quien dijo “Es mejor se temido que amado” en su libro “El Príncipe.”
Este tipo de liderazgo, donde se ejerce el poder coercitivo, es completamente dañino, manipulador y abusador. En vez de acercar a los colaboradores, los aleja. En vez de aumentar el potencial de la gente, lo disminuye. Se cree que usando el miedo pueden lograr el cumplimiento de las metas. Realmente a esto no se le puede llamar liderazgo.
Hay la creencia a pensar que si no se ejerce el miedo, los colaboradores pueden llegar a faltarle el respeto al líder o no se hacen las cosas. De hecho hay una frase, no sé qué tan popular pueda ser, que dice: “Al trabajo no se va a hacer amigos, si quieres tener amigos, ten un perro.”
¿Qué piensas al respecto de esta frase?
¿Y qué si hacemos amigos? ¿Cómo sería nuestra organización si fuésemos todos amigos?
Una investigación demostró que las mejores empresas para trabajar son aquellas que practican la amistad o camaradería entre todos, ellos conforman un gran equipo, se tornan creativos, innovadores, cooperadores, solucionadores, entre otras cualidades positivas.
¿Qué le falta a mis colaboradores para ser un gran equipo?
Probablemente sea amor. Cuando hay amistad, y se dice que amistad es amar desinteresadamente, grandes cosas suceden. Los amigos dan la vida por sus amigos.
¿Están sus colaboradores dispuestos a perder su trabajo por usted?
El año pasado en la ciudad de Boston un grupo de trabajadores de Market Basket, una cadena de supermercados, salió a la calle para protestar por el despido del CEO Arthur T. Demoulas, además varios miembros de su equipo renunciaron a sus puestos y todo por este hombre a quien amaban. Se dice que hasta clientes y políticos participaron de este boicot contra la cadena Market Basket.
¿Qué hacía que la gente amara a Arthur T. Demoulas?
Él los amó primero, él se interesaba en sus colaboradores, sabía sus nombres, caminaba entre ellos, iba a las bodas y funerales, velaba por su salud, se ocupaba del bienestar de ellos, les daba la mano, les ayudó a desarrollarse profesionalmente y eso hizo que en 8 años como CEO la compañía duplicara sus ganancias.
Amar vale la pena. El destacado autor del libro “Una Vida con Propósito” Rick Warren dice que: “Amor se deletrea T-I-E-M-P-O.”
¿Qué tiempo le estoy dedicando a mis colaboradores?
“La mejor inversión que puedes hacer en tu liderazgo es invertir tiempo en las personas. El liderazgo no se trata de ti, se trata de las personas que están a tu lado.” Pedro Sifontes
Es mejor ser amado que ser temido y los resultados grandiosos no se harán esperar tanto en la vida como en el trabajo. El amor es lo que permanece, y en el amor no hay temor.
Si te gusto este post te invito a compartirlo con otros, y si quieres aumentar tu liderazgo escríbeme a info@liderazgocreativo.com
En amor y liderazgo,
Pedro Sifontes
Coach for Leadership
Sígueme: @psifontes

¿Tengo una mente abierta?

Crecer“La mente es como un paracaídas. No funciona si no está abierta.” Frank Zappa
 Una de las habilidades que todo líder debe tener en tiempos de cambio es una mente abierta. Hoy en día una mentalidad cerrada puede ser desastrosa para la organización y el personal que labora en ella.
¿Cómo es mi liderazgo? ¿Mentalidad abierta o cerrada?
Leí un pensamiento de un experto en Management y Liderazgo llamado José Luis Zunni quien dice: “Tener una mentalidad abierta es el 50% del camino hacia el éxito.”
Y ciertamente de acuerdo a investigaciones realizadas por diversas consultoras encontraron que las organizaciones o empresas que sobresalen se debe a un liderazgo con mentalidad abierta buscando siempre ganar en el mercado.
Tener una mentalidad abierta es estar dispuesto a tomar riesgos, a fracasar, pero también a levantarse, aprender y desarrollar constantemente su talento o la idea. Una mente abierta es muy flexible y busca siempre aprender de cada situación. Es la clase de mente que tenía Thomas Alva Edison cuando después de 10000 intentos pudo inventar la bombilla.
¿Cuántos de nosotros podemos cerrarnos a una idea luego de 4 intentos fallidos?
Son muchos los que abandonan y pocos los que perseveran, porque no quieren ser aprendices, no quieren ser mirados como fracasados, en vez de pensar y actuar como lo hizo Edison. “He encontrado 4 formas de no hacerlo de esa manera.”
El fracaso debemos considerarlo como una gran herramienta de aprendizaje que nos ayuda a desarrollar nuestro potencial, nos ayuda a ser creativos, a buscar soluciones, a crecer.
Ser un líder de mentalidad abierta es permitirse fracasar ante los desafíos que se presentan, uno de mentalidad cerrada se permite la excusa como una herramienta de “porque no lo logró”.
Un líder de mentalidad cerrada limita su potencial ya que no está dispuesto a admitir y corregir sus deficiencias. Este tipo de líderes creen saberlo todo y piensan que no necesitan crecer, que ellos están completos. Y la verdad es que son prisioneros de su propia mente.
“Los hombres no son prisioneros del destino, sino prisioneros de su propia mente.” Franklin D. Roosevelt
Hay un libro que quiero recomendarte “MINDSET” escrito por la Dra. Carol Dweck donde puedes conocer más del tema, ella escribe acerca de una mentalidad fija y una mentalidad de crecimiento. La mentalidad de crecimiento es una mentalidad abierta. Ahora no es suficiente tener una mentalidad abierta es necesario una mentalidad de crecimiento, como lo mencione arriba una mentalidad abierta es apenas el 50% del camino hacia el éxito. El otro 50% es una elección que debes tomar.
¿Quieres crecer en tu liderazgo o quieres quedarte como estás?
Los líderes con mentalidad de crecimiento no se conforman con tener el talento o el potencial, ellos se esfuerzan por mejorar en sus habilidades, se fortalecen, buscan aprender de sus errores, y no descansan en sus laureles, son proactivos, diligentes, audaces. Ellos buscan crear su propio valor como líderes y añaden valor al equipo. No solamente se desarrollan ellos, sino que desarrollan a su equipo.
Los líderes con mentalidad de crecimiento son creativos, comprometidos, disciplinados, cargados de energía dispuestos a vaciarse en otros para mejorar la organización.
¿Eres uno de ellos o quieres ser uno de ellos?
Si eres uno de ellos te felicito, me encantaría poder compartir contigo y si quieres ser un líder con una mentalidad de crecimiento hoy es el mejor día para comenzar a serlo, para cambiar tu forma de pensar. Contáctame para ver si puedo ayudarte por medio del coaching, escribe a info@liderazgocreativo.com
En amor y liderazgo,
Pedro Sifontes
Coach for Leadership
Sígueme: @psifontes