fbpx

Inspirando personas para el futuro del trabajo!

Etiqueta: Satisfacción

Liderando nuestras Emociones

“No olvidemos que las pequeñas emociones son los capitanes de nuestras vidas y las obedecemos sin siquiera darnos cuenta.”  Vincent Van Gogh.

Esta semana me toca compartir  un seminario acerca de “La Inteligencia Emocional aplicada al Liderazgo”,  y mientras me estoy preparando y siendo un observador e inquieto investigador  creo que las organizaciones deben invertir más en preparar a sus líderes en esta área a fin de influir sobre sus colaboradores de forma positiva, autentica, inspiradora y motivadora.

Un líder con inteligencia emocional logra más que un líder con un alto coeficiente intelectual. Un líder con inteligencia emocional,  es más poderoso en su gestión llevando a un equipo al logro de las metas con entera satisfacción de todos.

Es importante saber que las emociones son parte de nuestra vida, en el coaching decimos que toda emoción es una predisposición para la acción. De manera que si sabemos manejarlas, o podemos intervenirlas sacaremos mucho provecho de ellas. Toda emoción es generada por un cambio o circunstancia en especial.

Si usted recibe una mala noticia, o tiene un accidente en el trabajo,  no alcanzó la meta o no fue la producción deseada, de seguro que su estado emocional cambia a frustración, tristeza, enojo. Igual puede pasar que usted recibe una buena noticia, le aumentaron el sueldo, le dieron un acenso, se le dio un nuevo negocio o una venta, su estado emocional cambia a alegría, felicidad, optimismo. Eso ocurre porque somos seres emocionales.

Nuestras emociones condicionan nuestro actuar, por lo cual debemos prestarle la atención y no dejarnos gobernar por ellas. Las emociones no son ni positivas ni negativas, ellas son una fuente poderosa de energía, de hecho la definición en latín “Motus anima” significa “el espíritu que nos mueve.” ¿Estaré aprovechando esa energía?

“Tome control de sus emociones de manera consistente y conscientemente y deliberadamente transforme las experiencias de su vida diaria.” Anthony Robbins

¿Cómo podemos liderar nuestras emociones?

Si bien este es un tema de conversación bastante largo, quisiera dejar tres cosas que probablemente ya usted conozca, pero como dijo el Apóstol Pedro a los cristianos del primer siglo: Por lo tanto, siempre les recordaré todas estas cosas, aun cuando ya las saben…

–          Identifique sus emociones y acéptelas como parte de su vida. ¿Qué es lo que siento? ¿Qué ocasiona esta reacción en mí?  Deje de proyectarlas en otros, basta de ser “la víctima” y comience a prestarle atención a cada una de sus emociones. Cuando usted presta atención puede lograr un cambio de conducta.

–          Descifre el mensaje que le comunica la emoción. ¿Qué puedo aprender de esta emoción? Se dice que cuando una persona no logra adaptarse a determinadas circunstancias, la cantidad de información que el cuerpo tiene que procesar aumenta. Lo importante de aprender a descifrar el mensaje es que puede evitarse algunas enfermedades.

–          Tome el control de sus emociones. ¿Cuál es la estrategia para controlarla? Una vez identificada sus emociones y descifrado el mensaje,  usted tiene la posibilidad de  un cambio muy positivo.  Es lo que se conoce como el camino del autoconocimiento. Cuando aprendemos a autoconocernos, podremos soltar lo que nos retiene e impide el desarrollo de todo nuestro potencial como líderes.

“Algo que reteníamos nos hizo débiles, hasta que descubrimos que éramos nosotros mismos.” Robert Frost

Como líderes necesitamos liderar sobre nuestras emociones, eso nos ayuda a tomar mejores decisiones y podremos tener organizaciones más productivas, y nuestra vida tendrá muchas satisfacciones.

Usted será un líder exitoso de acuerdo a su liderazgo sobre sus emociones. ¿Seguirá actuando como viene o tomará control de sus emociones?

 En amor y liderazgo,

Pedro Sifontes
Coach y Conferencista
Sígueme en:@psifontes

Alcanzando una vida satisfactoria

“Mi actitud no es estar satisfechos, nunca me conformo, nunca.” Duke Ellington

¿Es usted de las personas que no están satisfechas con su vida? ¿Le cuesta olvidar su pasado de derrota y frustración? ¿Ha intentado “todo” o “casi todo” y no ha logrado la vida que quiere? Prácticamente para usted la vida no es nada agradable porque nada le sale bien.

También usted puede ser de las personas que dicen: “no me puedo quejar hasta ahora, pero creo que hay algo más…”  y mayormente decimos esto  cuando nuestras necesidades básicas están cubiertas, sin embargo piensan que le gustaría estar mejor. Quieren tener un mejor trabajo, quieren salir de deudas, quieren que sus relaciones marchen bien. Les gustaría ver que todo su esfuerzo es recompensado.

Como seres humanos estamos en la búsqueda  de la satisfacción, no solamente de nuestras necesidades básicas sino la de la realización plena como individuo. Ahora usted debe saber que una de mis palabras favoritas de la Biblia es cuando Jesús dice: “Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”. Definitivamente que una vida satisfactoria plena se encuentra en Dios por medio de Jesús, sin embargo muchos que tienen a Jesús no están experimentando esa vida plena porque piensan que debe ser una experiencia mística.

La razón por la cual las personas no experimentan esa vida plena es sencillamente porque no asumen responsabilidad por su vida. He aquí la base para alcanzar esa vida satisfactoria.

Toda persona que quiera tener una vida satisfecha va a tener que dejar  de excusarse en otros o en Dios.

¿Cuáles son las excusas que nos decimos?

–          No tengo tiempo, No tengo fuerzas, No tengo dinero

–          No tengo habilidades, No tengo amigos

–          No tengo estudios

La mayoría de las excusas que nos decimos tienen que ver con el “No tengo”, como si la vida girara en torno al tener. El no tener le hace a usted compararse con otros y eso lo lleva a la frustración. Deje de comparar o compararse y aprenda a ser agradecido con lo que ya tiene.

“Lo que importa no es lo que tienes, sino lo que haces con lo que tienes”

Déjeme decirle lo que ya tiene: tiempo, talentos o habilidades, fuerzas e inclusive dinero. Aun con lo poco que tengas Dios puede multiplicarlo, para El nada es imposible.  No hay razones para no alcanzar una vida satisfactoria.

¿Cómo derrotar las excusas?

Cualquiera que sea su excusa asuma su responsabilidad ante la vida. Esfuércese por alcanzar sus sueños. No permita que las circunstancias de la vida le impidan disfrutar de lo que Dios diseño para usted. Tome riesgos, sea un hombre o una mujer de fe que toma acción para hacer lo mejor con los pocos o muchos recursos que tiene para hacer realidad sus sueños. Dígale adiós a las quejas, a las comparaciones y comience a vivir en gratitud  al Dios que ha prometido saciarlo de larga vida.

¿Qué cosas le impiden tener una vida satisfactoria?

No deje que la insatisfacción le domine. Asuma responsabilidad por su vida con buena actitud y estará en camino a la satisfacción. Para más ayuda solicite la información de nuestro programa “Se Feliz y Alcanza tus Sueños” escribe a info@liderazgocreativo.com

En amor y liderazgo,

 

Pedro Sifontes
Coach y Conferencista
Sígueme en:@psifontes