fbpx

Inspirando personas para el futuro del trabajo!

Etiqueta: Productividad (Página 2 de 3)

“La amabilidad es un “lenguaje” que los sordos pueden escuchar y los ciegos pueden ver” Mark Twain

Si hay algo que necesitamos en nuestros tiempos es la amabilidad, parece que se ha perdido de muchas organizaciones puesto que escuchamos son quejas de los líderes, comentarios negativos, insultos, comportamientos groseros, que destruyen la moral del equipo y llevan a la perdida de la confianza. Quizás sepas que si no hay confianza en el equipo, las personas se van a sentir disminuidas y no podrán dar lo mejor de si.

Un trato amable y gentil libera la suficiente oxitocina para que las personas mejoren su rendimiento y desempeño en la organización.

Ser amable no te hace débil, te hace una persona en la cual la gente puede acercarse y confiar.

Todo inicia y culmina con el liderazgo. Si el líder es amable, el equipo se vuelve más productivo, hay creatividad, innovación, cooperación y sienten pertenencia.

A las personas les importa el trato que le des como líder, y si tú le das un buen trato ellos se trataran bien entre todos y sobre todo a los clientes.

La amabilidad es muy apreciada, no la descuides porque su valor es incalculable.

Las organizaciones que practican la amabilidad siempre contaran con sus clientes, porque a ellos les gusta ir a sitios donde les traten bien, donde sean amables y gentiles.

Hay una fábula de Esopo que se llama “El Viento del Norte y el Sol” donde encontramos una enseñanza muy valiosa.

El Viento del Norte y el Sol tuvieron una discusión sobre cuál de los dos era el más fuerte y poderoso. Mientras discutían vieron a un caminante que llevaba puesto un abrigo.

—Esta es la oportunidad de probar nuestro poder y fortaleza —dijo el Viento del Norte—. Veamos quién de nosotros es lo suficientemente fuerte como para hacer que este caminante se quite el abrigo. Quien lo logre será reconocido como el más poderoso.

—De acuerdo —dijo el Sol—. Comienza tú.

Entonces, el Viento comenzó a soplar y resoplar. Con la primera ráfaga de viento, los extremos del abrigo se agitaron sobre el cuerpo del caminante. Pero cuanto más soplaba el Viento, más fuerte el hombre sujetaba su abrigo.

Ahora, era el turno del Sol y él comenzó a brillar. Al principio sus rayos eran suaves; sintiendo el agradable calor después del amargo frío del Viento del Norte, el caminante se desabrochó el abrigo. Los rayos del Sol se volvieron más y más cálidos. El hombre se quitó la gorra y enjugó su frente. Se sintió tan acalorado que también se quitó el abrigo y para escapar del ardiente sol, se arrojó en la acogedora sombra de un árbol al borde del camino. ¡El Sol había ganado!

 Moraleja: La gentileza y la amabilidad ganan donde la fuerza y la fanfarronería fallan.

 Con tu amabilidad tú puedes brillar como el sol, tú puedes irradiar una sonrisa, tú puedes escuchar a tus colaboradores, ser empático, tú puedes hacer que tu entorno sea mejor. Haz que tus acciones brillen.

En amor y liderazgo,

 

Pedro Sifontes
Coach for Leadership

Durmiendo como un bebé

baby-sleeping“Las personas que duermen bien viven más”. Lawrence Epstein
Muchos de nosotros estamos tan enfocados en alcanzar el éxito que nos olvidamos de nuestro cuerpo, que es el instrumento que necesitamos para llegar a donde queremos llegar. De nada sirve  ponerle todos los días tensión a nuestro cuerpo y no tomarnos el tiempo necesario para recuperarnos del estrés. Imagínese ¿Qué pasaría con un automóvil si no se le da mantenimiento?
Igual pasa en la vida si buscamos un mejor rendimiento necesitamos cuidarnos. Cuando cuidamos nuestro cuerpo podemos lograr nuestros sueños, y uno de los pilares de la salud es el poder dormir bien. El dormir bien nos ayuda a tener una vida extraordinaria.
El famoso doctor Mehmet Oz dice: “Un sueño largo y reparador nos hace sentir más felices”. A este le añadiría “más productivo”.
Quisiera darle unos tips para que pueda dormir como un bebe. ¿Ha visto un bebé preocupado a la hora de dormir?
–          Desconéctese de las pantallas de televisión y computadora al menos una hora antes de acostarse. Busque leer un buen libro.
–          Cuidado con lo que come o bebe. No se trata de sentirse de bien, se trata de darle a su cuerpo descanso, eso incluye su aparato digestivo.
–          El hacer ejercicio como la natación o el caminar antes de ir a la cama reporta buenos beneficios al cuerpo.
–          Si le cuesta dormir porque tienes muchas ideas volando alrededor de su cabeza, lo mejor es que la escriba, eso va a traer pensamientos menos importantes y el sueño volverá.
–          Busque dormir cómodamente. Pasamos un tercio de nuestra vida en la cama por lo cual debemos invertir en un buen colchón y en una buena almohada, así como en ropa para dormir.
–          Tenga paz con todos. Asegúrese de tener esa paz interior con Dios y con todos los que le rodean. Recuerde al rey David que decía: En completa paz me acuesto y me duermo,  porque tú, SEÑOR, me haces vivir tranquilo.”
El dormir bien es una necesidad básica y yo espero que duerma bien, y al hacerlo se que mejorará su calidad de vida.
Espero que esta nota le haya ayudado, ahora le invito a compartirla. Si necesita ayuda para ser más productivo sepa que estoy a la orden para asistirle a través del coaching. Escribe a info@liderazgocreativo.com  para más información.
En amor y liderazgo,
Pedro Sifontes
Coach y Conferencista
Sígueme:@psifontes
« Entradas anteriores Entradas siguientes »