fbpx

Inspirando personas para el futuro del trabajo!

Etiqueta: Palabras

¿Cómo lograr un buen día?

“No son las circunstancias las que hacen que tengas un buen o mal día, es lo que piensas.”

¿Alguna vez ha tenido un mal día?  ¿Qué haces cuando comienzas el día y de repente todo empieza a salir mal? ¿Eres de esas personas que dicen: “al mal tiempo buena cara” o eres de las que dicen: “Hoy no es mi día”?

Puedo entender que hay circunstancias, situaciones, eventos, noticias, personas que nos “impiden” tener un buen día pero depende de mí dejar que una mala situación arruine mi día.  La actitud que tú elijas cada día es la que va a determinar tu felicidad.

Son ilustradas las palabras del psicoterapeuta austriaco Viktor Frankl  Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento.”

¿Crees que hay situaciones que no puedes cambiar?

¿Crees que hay situaciones que puedes cambiar?

Lo que creas determinará tu actitud y con buena actitud puedes dejar de tener  un mal día y comenzar a tener mejores días. Nosotros podemos hacer nuestra vida mejor si cambiamos nuestra mentalidad y nuestras palabras  de “Hoy no es mi día” a “Hoy es mi día”.

¿Cómo lograrlo? Quiero recomendarte cuatro cosas:

Niégate a ser un profeta del desastre. Cuida cada una de tus palabras porque  siempre lo que tememos existe una probabilidad de que se convierta en realidad. Elije convertirte en un profeta de bendición, en decretar lo que es bueno. Recuerda “todo es para bien.”

Busca lo bueno de cada situación y enfócate en eso. Si te enfocas en lo negativo lo más seguro es que terminaras con mal humor y este a su vez produce irritación, molestia, cansancio, agotamiento. Estoy seguro que no quieres estar así por lo cual puedes decir “No me dejaré dominar por esta situación.”

El pasado siempre será historia por lo que nunca será igual a tu futuro. Quizás puedas sentir que tienes mala suerte, pero esa mala suerte no dura para siempre. Recuerda que los planes de Dios para nosotros son de bienestar, no de calamidad. El futuro es el lugar donde vamos a pasar el resto de nuestra vida, por lo cual debo ocuparme en diseñarlo.

Espera lo mejor y siempre lo mejor. Cuando vamos por la vida esperando lo mejor, obtendremos lo mejor. Has leído “la esperanza es lo último que se pierde.”, el apóstol Pablo también dice: “la esperanza permanece” esto quiere decir que podemos soñar con días mejores.

Hoy es el día que dejes de vivir de acuerdo a la ley de Murphy Cualquier cosa que pueda ir mal,… irá mal.”  Y comiences a vivir de acuerdo a la ley de Dios “Si quieres disfrutar de la vida y ver muchos días felices, refrena tu lengua de hablar el mal (Tu mente de pensar mal)…” Te invito a que hagas de cada día el mejor. Si quieres más información de nuestro programa “Se Feliz y Alcanza tus Sueños” escribe a info@liderazgocreativo.com

En amor y liderazgo,

 

Pedro Sifontes
Coach y Conferencista
Sígueme en:@psifontes

Lo que digas será utilizado en tu contra

“En la lengua hay poder de vida y muerte;  quienes la aman comerán de su fruto.” Salomón

Lo que decimos o hablamos tiene un gran poder sobre nuestras vidas. Constantemente estamos hablando bien sea con otros o con nosotros mismos. Somos seres que vivimos en la conversación y esas palabras que decimos tienen un gran impacto en nuestra vida. A través de nuestras palabras creamos nuestro futuro, le damos vida o muerte a nuestros sueños.

¿Cuáles son las palabras que hablas? ¿Cuáles son las declaraciones que salen de tu boca?

Si lo que dices o piensas no construye o edifica tu vida, mejor no lo pienses ni lo digas porque será utilizado en tu contra.

Si queremos crear un futuro mejor necesito cuidarme de las palabras que declaro con mi boca. Por ejemplo si yo digo: “Soy un perdedor” o “soy un fracasado” lo que ocurre es que mi mente recibe eso y mi cuerpo empieza a creerse que soy lo que digo que soy. Al contrario cuando digo: “Soy un ganador” o “soy un triunfador” mi cuerpo empieza a actuar de acuerdo a mis creencias.

Algunos  dirán que ya practican la segunda clase de palabras. Sin embargo,  no les ha funcionado y terminan siendo igual o peor. Ahora las declaraciones negativas funcionan sin problemas.

Para que una declaración positiva trabaje en tu vida necesita ciertos factores:

1.     Ser creíble. ¿Lo crees en tu corazón?

2.     Debe estar en tu memoria. ¿La tienes grabada en tu mente y en tu corazón?

3.     Tiene que ser especifica ¿Qué es lo que realmente quieres?

4.     Tiene que emocionarte de manera positiva ¿Cómo te sientes cuando piensas al respecto de lo que quieres? ¿Qué emociones se despiertan en ti?

5.      Tiene que llevarte a un compromiso ¿Qué acciones darás para vivir esa palabra que estás declarando?

Me encanta lo que dice Santiago, el hermano de Jesús, cuando pregunta: ¿Puede acaso brotar de una misma fuente agua dulce y agua salada? Esto refiriéndose al poder de la lengua y responde al final que una fuente de agua salada no puede dar agua dulce. Es decir que tú no puedes declarar una cosa  y luego creer otra cosa.  Tienes que creer lo que declaras con tu boca.

Es tu responsabilidad cuidar las palabras que dices y las conversaciones que mantienes contigo y con otras personas. De eso ya tenemos experiencias y sabemos que no es fácil porque se producen heridas. Lo que digas puede ser usado en tu contra. Tú eres responsable de crear tu futuro.

“Aquellos que usan a menudo la palabra imposible tienen muy poca suerte en la vida” Carlile

¿Qué es lo que quieres crear en tu vida? ¿Cuál es el fruto que quieres comer?

Hoy es el mejor día para comenzar a llamar las cosas que no son como si fuesen. Tú puedes declarar palabras de vida, cuando comiences a hacerlo disfruta y disponte para ver los cambios que estás buscando. Me encantaría que pudieras participar de nuestros entrenamientos. Escríbeme para más información.

En amor y liderazgo,

Pedro Sifontes
Coach Personal
info@liderazgocreativo.com