fbpx

Inspirando personas para el futuro del trabajo!

Etiqueta: muerte (Página 1 de 2)

Lo que digas será utilizado en tu contra

“En la lengua hay poder de vida y muerte;  quienes la aman comerán de su fruto.” Salomón

Lo que decimos o hablamos tiene un gran poder sobre nuestras vidas. Constantemente estamos hablando bien sea con otros o con nosotros mismos. Somos seres que vivimos en la conversación y esas palabras que decimos tienen un gran impacto en nuestra vida. A través de nuestras palabras creamos nuestro futuro, le damos vida o muerte a nuestros sueños.

¿Cuáles son las palabras que hablas? ¿Cuáles son las declaraciones que salen de tu boca?

Si lo que dices o piensas no construye o edifica tu vida, mejor no lo pienses ni lo digas porque será utilizado en tu contra.

Si queremos crear un futuro mejor necesito cuidarme de las palabras que declaro con mi boca. Por ejemplo si yo digo: “Soy un perdedor” o “soy un fracasado” lo que ocurre es que mi mente recibe eso y mi cuerpo empieza a creerse que soy lo que digo que soy. Al contrario cuando digo: “Soy un ganador” o “soy un triunfador” mi cuerpo empieza a actuar de acuerdo a mis creencias.

Algunos  dirán que ya practican la segunda clase de palabras. Sin embargo,  no les ha funcionado y terminan siendo igual o peor. Ahora las declaraciones negativas funcionan sin problemas.

Para que una declaración positiva trabaje en tu vida necesita ciertos factores:

1.     Ser creíble. ¿Lo crees en tu corazón?

2.     Debe estar en tu memoria. ¿La tienes grabada en tu mente y en tu corazón?

3.     Tiene que ser especifica ¿Qué es lo que realmente quieres?

4.     Tiene que emocionarte de manera positiva ¿Cómo te sientes cuando piensas al respecto de lo que quieres? ¿Qué emociones se despiertan en ti?

5.      Tiene que llevarte a un compromiso ¿Qué acciones darás para vivir esa palabra que estás declarando?

Me encanta lo que dice Santiago, el hermano de Jesús, cuando pregunta: ¿Puede acaso brotar de una misma fuente agua dulce y agua salada? Esto refiriéndose al poder de la lengua y responde al final que una fuente de agua salada no puede dar agua dulce. Es decir que tú no puedes declarar una cosa  y luego creer otra cosa.  Tienes que creer lo que declaras con tu boca.

Es tu responsabilidad cuidar las palabras que dices y las conversaciones que mantienes contigo y con otras personas. De eso ya tenemos experiencias y sabemos que no es fácil porque se producen heridas. Lo que digas puede ser usado en tu contra. Tú eres responsable de crear tu futuro.

“Aquellos que usan a menudo la palabra imposible tienen muy poca suerte en la vida” Carlile

¿Qué es lo que quieres crear en tu vida? ¿Cuál es el fruto que quieres comer?

Hoy es el mejor día para comenzar a llamar las cosas que no son como si fuesen. Tú puedes declarar palabras de vida, cuando comiences a hacerlo disfruta y disponte para ver los cambios que estás buscando. Me encantaría que pudieras participar de nuestros entrenamientos. Escríbeme para más información.

En amor y liderazgo,

Pedro Sifontes
Coach Personal
info@liderazgocreativo.com

Frustrarme Nunca, Rendirme Jamás

“Los pescadores saben que el mar es peligroso y la tormenta, terrible. Pero este conocimiento no les impide hacerse a la mar.” Vincent Van Gogh

Entramos en el mes de diciembre, significa que un año se termina y pronto está por comenzar un nuevo año. Para muchos representa mucha frustración ya que no alcanzaron lo que deseaban y sus sueños han llegado a desvanecerse, por lo tanto sus corazones están embargados por la tristeza y la decepción.

¿Cuál fue ese suceso que llenó tu corazón de tristeza?
¿Qué o quién causó en ti desengaño?
¿Piensas qué ya no puedes conseguir lo que tanto anhelas?

Es cierto que la frustración produce un gran malestar cuando las cosas no salen de acuerdo a como lo planificamos. Cuando no logramos nuestros deseos lo primero que hacemos es reaccionar y llegamos a victimizarnos buscando excusas con razón o sin razón, pero excusas al fin que no nos ayudan a cambiar nuestra mirada del problema. Nuestra tendencia es exagerar la situación y no alcanzamos a ver soluciones.

Cuando le damos cabida a la frustración es fácil ser derrotados en nuestra estima, sentimos que no somos adecuados y que nuestra vida es una mentira. Ahora  el problema no está en el dolor  que podamos sentir, es normal sentir el dolor. Las emociones son parte de nuestra vida.  Lo que no está permitido es quedarse viviendo en el dolor, viviendo en el pasado.

Hay una frase de Friedrich Nietzsche que dice: “Lo que no te mata, te hace más fuerte.”

Cuando aprendes a manejar la frustración te haces más fuerte y perseveras hasta lograr cada uno de los sueños.

El frustrarse no es opción cuando sabes que los planes de Dios para ti son de bienestar. Lo que Dios te ha prometido nunca será frustrado sino que se cumplirá. Sólo lo que no proviene de Él se frustra, por lo tanto tú no te rindas en la búsqueda de tus sueños.

Llegamos a frustrarnos porque creemos que nuestra vida debe ser cómoda y fácil, vivimos en la oferta de pensar que nos merecemos ciertas cosas e ignoramos los principios de vida que para vivir siempre hay que morir primero.

“Ustedes saben que si un grano de trigo cae en la tierra y no muere, no produce nada. Pero si muere, da una cosecha abundante.” Juan 12:24

El morir del cual hablo no tiene nada que ver con una muerte física ni espiritual, hablo de una muerte al ego, una muerte al “yo”, una muerte a la queja, una muerte a ser una persona reactiva.

¿Cuál es esa creencia que provoca en ti poca aceptación a la frustración?
Siempre habrá algo que tú puedas hacer para cambiar la historia de tu vida.

Dios te dio el poder de elegir y te ha dado todo lo que necesitas para que no vivas frustrado. El dolor no puede destruirte, es innegable que es muy desagradable, a nadie le gusta el dolor. A Dios no le gusta el dolor, pero a veces en el dolor es mejor cantar que quejarse o enojarse.

Hoy es el mejor día para dejar de sentirte frustrado o frustrada. Hoy tú puedes comenzar a buscar soluciones que te ayuden y te acerquen a tus sueños. Las promesas de Dios para tu vida son fieles y verdaderas, Él te las dio y te toca a ti hacerlas tuyas. No te rindas. Si necesitas ayuda escríbeme.

En amor y liderazgo,

Pedro Sifontes
Coach Personal
info@liderazgocreativo.com

« Entradas anteriores