fbpx

Inspirando personas para el futuro del trabajo!

Etiqueta: Mañana

Hoy no, Mañana si

“No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.” Thomas Jefferson

¿Eres de las personas que siempre pospone las cosas para mañana?  ¿Has dilatado tus sueños y no sabes qué hacer?

Seguir posponiendo tus sueños, o  algún asunto en el hogar o en el trabajo a la larga cuesta mucho y puede traer mucho dolor. La dilación o procrastinación es uno de los problemas más habituales que presentan las personas que buscan siempre crear plazos. Se estima de acuerdo a una investigación realizada por el Dr. Piers Steel de la Universidad de Calgary se encontró que 95% de las personas postergamos al menos ocasionalmente, pero que hay un 15 a 20% de nosotros que lo hacen de manera consistente y problemática.

Es muy común encontrarse con personas que dicen:

“Hoy no lo termino, mañana lo hago”

“La próxima semana empiezo”

“El próximo año si me comprometo”

Cualquier parecido es pura coincidencia. Esto es lo que siempre escucho o leo en algunos correos que me llegan. Muchas personas van fácilmente a la autoderrota al postergar sus sueños, creyendo que habrá un mañana cuando las cosas cambien, cuando el viento se ponga  a su favor. Y es que la esperanza del mañana te dice: “mañana si tendré tiempo”

El sabio Salomón escribió: Quien vigila al viento, no siembra;  quien contempla las nubes, no cosecha.”

La postergación es un hábito que cuesta daños a nuestro organismo, ocasiona estrés y causa enfermedades como la gripe o trastornos digestivos, de acuerdo a investigaciones realizadas. Y es que muchas veces también postergamos la visita al médico o al odontólogo. Puedes sacar la cuenta cuanto te ha costado dejar de ir a un especialista en salud y comprobar por ti mismo el costo de la dilación o postergación.

Hay muchas causas por las cuales las personas postergan, me referiré a algunas. Una razón es porque esperan muy poco de la vida, han perdido sus sueños. Sus expectativas son muy bajas y buscan evitar el rechazo. Tienen miedo por la pérdida de confianza en sí mismo y como consecuencia su desempeño es mediocre. ¿Esperas muy poco de la vida? ¿Cuáles son tus expectativas de vida? ¿Cuántos años esperas vivir?

Otras personas dilatan porque no le dan importancia a la relación que tienen o a la tarea que realizan. Estas personas viven aplazando las cosas que son cruciales en la familia o en el trabajo y como consecuencia viene la infidelidad, el divorcio, el despido, la quiebra económica, entre otras. ¿Me importa mi familia? ¿Me importa mi trabajo o negocio? ¿Qué puedo hacer para cambiar mi situación y llevarla a un nuevo nivel?

Otros postergan porque se distraen con asuntos triviales que los sacan de su actividad o actividades y viven esperando que el elemento distractor se vaya para ellos poder continuar. ¿Cuáles son las tentaciones que me distraen y no me dejan ser productivo? ¿Cuál es mi responsabilidad? ¿Cuál es mi compromiso para no distraerme y cumplir con mis deberes?

No necesariamente quien posterga es perezoso, pero me encanta esta frase de Salomón que escribió: El perezoso ambiciona, y nada consigue;  el diligente ve cumplidos sus deseos.”

Si hasta ahora no has conseguido tus sueños, no has logrado tus metas, no estás obteniendo lo que deseas en la vida  es porque has postergado. Hoy es un buen día para vencer a la procrastinación y comprometerte a ver cumplido tus deseos.

Hoy es tiempo de ponerte en acción.  Puedes hacerlo solo, pero si necesitas la ayuda de un coach escríbeme para guiarte hacia mejores resultados. Solicita información de nuestro programa “Elévate” a info@liderazgocreativo.com

En amor y liderazgo,

Pedro Sifontes
Coach y Conferencista
Sígueme:@psifontes

 

TOMA LA DELANTERA

“Para triunfar, toma las oportunidades con la misma velocidad con que sacas conclusiones.” Benjamín Franklin


Cada día de nuestra vida tenemos oportunidades, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos tenemos la bendición de elegir la vida que queremos llevar. Lo interesante es que nosotros sabemos qué es lo que tenemos que hacer pero no lo hacemos, no emprendemos la acción, no decidimos, no actuamos y postergamos para mañana lo que necesitamos hacer hoy.

Si quieres que algo grande y bueno suceda en tu vida necesitas tomar acciones en el día de hoy. ¿Qué es lo que andas buscando?

“El ayer es historia. El mañana es un misterio. ¿Y hoy? Hoy es un regalo. Por eso lo llaman presente.” Eleanor Roosevelt

El hoy es importante.  Necesitas dejar de analizar en exceso y tomar iniciativa, dar los pasos que te lleven a esa vida extraordinaria. El mayor obstáculo para alcanzar tus sueños eres tu mismo. Tu necesitas dejar de racionalizar tanto y hacer que algo suceda en tu vida. Nada sucederá hasta que  asumas la responsabilidad  de tu vida.

Algunos pueden estar identificándose con ciertos pensamientos:

“Así he sido siempre, no puedo cambiar.”

“Un día mi vida va a cambiar, ya lo verán:”

“No puedo hacer nada, yo creo que Dios me quiere así”

“Debo hacerlo, pero…”

“Si él o ella no cambia por que yo si tengo cambiar”

En fin vivimos tratando de justificar nuestra vida, tratamos de convencernos que es mejor quedarnos tal como estamos que ir hacia lugares desconocidos. Es el mismo pensamiento de la mediocridad que tenían los israelitas  cuando Dios los sacó de Egipto, querían ir a la tierra prometida sin pasar por el desierto. Muchos quieren cambiar su vida pero no les gusta enfrentarse a los cambios. El miedo al fracaso o el miedo al éxito nos impide; pensamos que emprender la acción es más doloroso que demorarla.

A veces nos quedamos esperando a que nos llegue la motivación para iniciar el cambio, pero la motivación no llega por arte de magia. La motivación llegará cuando empieces a dar el primer paso y alcance tus objetivos, y así vas a seguir motivado para ir por más. Es cuestión de decisión.

Otras veces nos quedamos atrapados en la planificación: queremos tener todo bajo control antes de dar el primer paso, queremos tener las condiciones perfectas. Pero eso nunca sucederá, hay un refrán latinoamericano que dice: “camarón que se duerme se lo lleva la corriente”. Si tienes un plan empieza lo antes posible, enfócate en los resultados que quieres lograr. Es probable que te equivoques o falles en el proceso, pero no temas fallar, eso es experiencia y es mucho mejor que lamentarse por aquellas cosas que pudiste haber hecho y no las hiciste.

Quizás  has leído esta historia referente a Thomas A. Edison quien tardó mucho tiempo en inventar la primera bombilla. Se rumorea que hizo más de 2000 experimentos hasta lograr perfeccionarla.

En una conferencia de prensa que se celebró para promocionar su nuevo invento, un periodista le preguntó: -Díganos, Señor Edison, ¿qué sintió después de haber fracasado dos mil veces tratando de hacer una bombilla?

Edison le contestó: Joven, yo no fracasé dos mil veces en hacer una bombilla; me limité a encontrar mil novecientas noventa y nueve formas de no hacer una bombilla.

Podemos aprender de Thomas Edison muchas cosas pero la que mas me gusta y quiero compartir  contigo es la iniciativa. Dios no tiene problemas con el mundo, mucho menos con el diablo, todo está bajo sus pies. Sin embargo tiene problemas con nosotros  que muchas veces no tomamos iniciativa ante la vida que llevamos.

“En el barbecho de los pobres hay mucho pan; Mas se pierde por falta de juicio.” Proverbios 13:23 (RV1960)

Mucho de lo que nos estamos obteniendo hoy en nuestras vidas es porque no lo estamos viendo, por falta de juicio, por falta de iniciativa. La vida que tenemos es abundante y es con propósito, pero muchos viven en la rutina, aburridos y sin propósito perdiéndose de vivir la aventura de su vida, no disfrutan sus relaciones, su trabajo y siempre es lo mismo. Hoy es tiempo de ir por más, es tiempo de comenzar a vivir una vida extraordinaria.

Como tomar la iniciativa:

1. Acepta la responsabilidad de tu propia vida.
2. Conoce donde quieres estar.
3. Divide tu sueño en pequeñas porciones que puedas dirigir.
4. Inicia el recorrido hoy.

“El mundo pertenece a los que hacen que las cosas sucedan”  Pedro Sifontes

No esperes a que te llegue la inspiración. Establece hoy tu propio incentivo para cambiar. No esperes, toma la iniciativa que necesitas para triunfar. Deja de estar sentado y levántate a hacer lo que tienes que hacer y así obtendrás tu premio. Camina hacia tu vida extraordinaria!  Me encantaría que participaras de nuestro entrenamiento que te ayudará a tomar la delantera en tu vida. Escríbeme a info@liderazgocreativo.com

En amor y liderazgo,

Pedro Sifontes
Coach Personal