fbpx

Inspirando personas para el futuro del trabajo!

Etiqueta: Crisis (Página 1 de 3)

¿Soy Proactivo o Reactivo?

“No tiene sentido decir que lo hacemos lo mejor que podamos. Tienes que lograr hacer lo que es necesario.” Winston Churchill

La mayoría de las personas siempre están enfrentando una crisis, o un problema. Lo mismo pasa en las organizaciones. Parece que las crisis o problemas nunca acaban. Y es allí donde debemos de dejar de ser líderes reactivos y convertirnos en líderes proactivos.

Las personas  con un liderazgo reactivo están esperando siempre que algo suceda en sus vidas o en el sistema u organización, solamente reaccionan a las necesidades de la empresa. En cambio un liderazgo proactivo toma la iniciativa, emprende acción y hace que las cosas sucedan.

Un liderazgo proactivo es señal de buena actitud ante la vida. Significa innovación, previsión, estar alerta a los cambios y mejorar la planificación. El ser proactivo es anticiparse a los problemas antes de  que estos ocurran. Es responder antes de ser llamado. El liderazgo proactivo tiene iniciativa y también “acabativa”, lo que empieza lo termina.

Un liderazgo reactivo piensa que “no puede hacer nada” y “busca excusas con tal de no asumir responsabilidad en su vida”. El liderazgo proactivo asume responsabilidad y vive en el compromiso,  siempre tiene una motivación para la acción, es un buscador de posibilidades. El no necesita ser movido, él se mueve y mueve a otros a actuar con rapidez ante el cambio.

¿Cómo es tu liderazgo? ¿Vives reaccionando o vives creando posibilidades?

¿Conoces la historia de los dos vendedores de zapatos? Una empresa de zapatos en Europa envió a principios de siglo a dos vendedores a África, para intentar exportar su producto. El primero de los vendedores escribió un telegrama a su jefe: “situación desesperada. Nadie usa zapatos. No venderemos nada.  Envíenme a buscarme.”. Poco después el segundo escribió otro telegrama: “Increíble oportunidad. Nadie tiene zapatos todavía. Aquí hay un mercado potencial, envíenme de todas las marcas, modelos y tamaños”.

Mientras uno reaccionó a la situación, el otro generó posibilidades. ¿Cuál eres tu?

Algunas maneras de poder identificar nuestro liderazgo:

1. ¿Estoy buscando continuamente nuevas oportunidades?

2. ¿Me marco objetivos efectivos orientados al cambio?

3. ¿Anticipo y prevengo problemas?

4. ¿Hago cosas diferentes, o actúo de forma diferente?

5. ¿Emprendo la acción y me aventuro a pesar de la incertidumbre?

6. ¿Persevero y persisto en mis esfuerzos?

7. ¿Consigo resultados tangibles?

Si contestaste en todo si, te felicito, significa que tu liderazgo es proactivo, no solamente en la organización sino en otras áreas de la vida. Si hubo un no o más significa que te falta motivación interna y el coaching te puede ayudar a ser proactivo en todas las áreas.

Hoy es el mejor momento para dejar de ser un líder reactivo y convertirte en un líder proactivo. Te invito a preguntar por nuestro programa de Desarrollo de Liderazgo. Escríbeme

En amor y liderazgo,

 

Pedro Sifontes
Coach y Conferencista
Sígueme:@psifontes

EL SECRETO PARA SUPERAR UNA CRISIS

“En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento.” Albert Einstein

Entramos en navidad, época de alegrías, fiestas,  reuniones familiares, compras, pero para otros es una época de tristeza, dolor y crisis. ¿Cuál es tu caso?  Si es la primera situación te felicito y desde ya te digo que este articulo no es para ti, pero si tu estas viviendo lo segundo te pregunto ¿Estás listo o lista para hacer de esta navidad la mejor de tu vida? O ¿Eres de lo que crees que no hay esperanza, que las cosas se pondrán peor? ¿Cómo son tus conversaciones? ¿Qué te dices a ti mismo? ¿Te gustaría cambiar esa situación?

Con frecuencia nos limitamos solo a ver los problemas y hablamos de ello frecuentemente; al final, terminamos pensando que nuestra vida es patética y acabamos infelices, deprimidos, angustiados, desesperados, a puro dolor.

¿Qué puede hacer para cambiar su realidad? ¿Cómo hacer para que una crisis no lo afecte?

“Hay una historia de un rey de la India que contaba con uno de los Palacios más hermosos y uno de los reinos más bendecidos en la historia de oriente. Se acerca uno de sus súbditos y le dice: – Rey, quisiera conocer la clave que hace que a pesar de tener todas estas posesiones y lujo, sigues siendo una persona humilde, amorosa y de bendición para los demás. ¿Cómo has logrado ser humilde en medio de tanto oro?
El rey le dijo: “Te lo revelaré, si recorres mi palacio para comprender la magnitud de mi riqueza. Pero lleva una vela encendida. Si se apaga, te decapitaré”.
El súbdito comenzó su caminata por el Palacio recorriendo todo el lugar, toda su belleza y omnipotencia con la vela en la mano.
Al término del paseo, el rey le preguntó: “¿Qué piensas de mis riquezas?”
La persona respondió: “No vi nada. Sólo me preocupé de que la llama no se
apagara”.
El rey le dijo: “Ese es mi secreto. Estoy tan ocupado tratando de avivar mi llama interior, que no me interesan las riquezas de fuera”.

¿Qué lo mantiene tan ocupado en su problema que no puede ver las bendiciones y las riquezas que hay dentro de usted? ¿Conoce el secreto  para poder disfrutar la vida?

El secreto es poder cambiar tu mirada, abrir tus ojos para contemplar la gloria, la grandeza, la belleza, la magnificencia de Jesús, quién habita en ti y es el personaje central de las navidades, todos recuerdan su nacimiento. Deja ya de ver y hablar de lo que te preocupa y comienza a ocuparte en Jesús. A medida que te ocupes en Jesús en esa medida podrás ver  que tus problemas insignificantes y lo poderoso que es El.

Me gustaría dejar contigo algunos consejos que te ayudaran a superar una crisis, espero puedas disfrutarlos y ver que lo mejor está por venir a tu vida.

1.- Vea la crisis como una oportunidad…A los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien. ¿Qué oportunidad me trae esta crisis?

2.- Celebre su crisis…Tribulación produce Gloria. Piense que es un afortunado, que es bendecido: “A Usted le ha tocado una crisis “y por ello, la oportunidad de crecer personalmente, familiarmente, laboralmente, etc.… y construirse su vida, su futuro.

3.- Busque un Entrenador y empiece su proceso de Coaching. En el momento inicial de la crisis, en que se pregunta: ¿Qué está pasando?, ¿Qué me está pasando? y ¿Qué puedo hacer? ¿Qué no estoy viendo? Busque un Coach que será un guía que le apoye y le acompañe en la búsqueda de las respuestas en su travesía.

4.- Escudriñe los aspectos positivos. Encuentre esos aspectos beneficiosos que le trae la misma y enfóquese en ellos.

5.- Disfrute de todo lo nuevo que le aparezca. Seguramente aparecerán elementos nuevos alrededor de su crisis: tiempo, personas, cosas, actividades, talentos. Disfrute de todos y cada uno de ellos con buena actitud.

6.- Enfoque su atención en lo que le hace sentirse bien. ¿Qué personas o cosas me hacen sentir bien? Desarrolle, descubra y saque a la luz todos sus talentos.

7.- Descubra sus recursos y su potencial. Este abierto al aprendizaje y a realizar cosas nuevas con los recursos y talentos que tiene.

8.- Maneje y atienda su crisis. En su crisis aparecerá todo lo que necesite para crecer como persona, en las relaciones, en el ámbito profesional, u otras áreas. ¡Comprométase con usted mismo a aprender de cada situación¡ Le recomiendo que si hasta este momento no se ha buscado un coach, no deje de hacerlo.

9.- Tómese el tiempo necesario. Participe de un entrenamiento para resultados extraordinarios que ofrecemos. Piense y reflexione y abra bien los ojos, así como todos sus sentidos para percibir el momento de construir y de hallar qué es lo que quiere y cómo realmente lo quiere. Atraiga su futuro.

10.- Tenga amor, gozo, paz, paciencia y templanza…Desarrolle el fruto del Espíritu. Actúe con el poco a poco, con el día a día, y teniendo en cuenta el presente (aquí y ahora), pero ¡Actúe ¡ y haga su futuro! El futuro no viene, nosotros lo hacemos día a día.

Confía en el Señor y haz el bien; establécete en la tierra y mantente fiel. Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón. Encomienda al Señor tu camino; confía en él, y él actuará. Hará que tu justicia resplandezca como el alba; tu justa causa, como el sol de mediodía. Salmo 37:3-6 (NVI)

Lo hermoso de la Navidad es que Jesús se ha hecho presente entre nosotros como la Palabra hecha carne, para darnos las respuestas que buscamos, para concedernos una nueva visión para nuestra vida, para colmarnos de abundantes dones, de su amor, su misericordia y su poder. En esta Navidad fijemos la mirada en Jesús y esforcémonos por lograr el futuro que tanto anhelamos.

En amor y liderazgo,

Pedro Sifontes
Coach Personal
info@liderazgocreativo.com

« Entradas anteriores