fbpx

Inspirando personas para el futuro del trabajo!

Etiqueta: Bueno (Página 1 de 2)

¿Soy un gran líder?

“Un buen líder inspira a la gente a que confíe en su líder; un gran líder inspira a la gente a confiar en sí misma”. Eleanor Roosevelt

Algunas personas creen que no son líderes, otros creen que ser líder es nacer con un don especial y así hay muchas creencias acerca de qué o quién es un líder, y hay muchos que le tienen miedo a esta palabra. Particularmente creo que cada persona ha sido llamada a ejercer liderazgo desde un lugar en mayor o menor medida, sea este lugar el hogar, el trabajo, la comunidad o el mundo.

Hay una realidad y es que no todos los líderes son eficaces, no todos son efectivos y no todos son extraordinarios. Hay muchos ineficaces, inefectivos y ordinarios, y la razón es que muchos no se prepararan para desarrollar su liderazgo, piensan que ser grandes es para unos pocos y se conforman con estar por la media. Es lo que llamo un liderazgo mediocre.

Si en tu organización tienes líderes que están por la media, los resultados también estarán por la media.

¿Qué clase de líderes quieres tener?

Estoy convencido que quieres los mejores. Los mejores a mí entender reúnen estas cuatro cualidades básicas: Visión, Carácter, Valor, Claridad.  ¿Estás de acuerdo conmigo?

Quiero invitarte a pensar o a soñar en la clase de líderes que quieres tener, recordándote que si puedes soñarlo puedes lograrlo.  ¿Cuáles cualidades o atributos quieres que tengan?

Uno de los primeros pasos que debes dar es asegurarte de elegir a las personas correctas  y colocarlas en el sitio indicado donde desarrollaran su máximo potencial.  Para esto quiero darte a conocer una de las herramientas más poderosas del mercado: Personality ID®. Esta evaluación te ayuda en la toma de decisiones al contratar personal, asignar personas correctas en los puestos correctos, aumentar ventas, reducir la rotación de personal y mejorar el desempeño tanto a nivel personal como en equipo.

Ahora el hecho de que tengan el talento y estén en el sitio correcto no garantiza la grandeza.  Se hace necesario la preparación,  si los preparo para ganar obtendré muchas victorias. Si no los preparo  habré perdido la batalla del liderazgo.

La preparación responde a tres preguntas: ¿Qué quiero que sepan?  ¿Qué quiero que hagan? ¿Por qué es importante para la organización?  En el taller “Hacía un Liderazgo Extraordinario” comparto  algunas verdades del liderazgo que se requiere en los tiempos de hoy.

Un gran líder no solamente tiene el talento, esta bien preparado, sino también  aprende a desarrollar a otros para el liderazgo. ¿A quienes estoy desarrollando? El mejor líder no es el que obtiene resultados solamente sino aquel que construye un equipo fuerte y capaz de lograr grandes resultados.  El se asegura de que sus colaboradores  alcancen el máximo potencial.

“Lo bueno es enemigo de lo grande. Y esa es una de las razones de por qué hay tan poco bueno que llega a ser grande. “ Beryl Markham – Pionera de la Aviación

Si buscas ser un o una gran líder, me encantaría poder ayudarte mediante el coaching escríbeme a info@liderazgocreativo.com

En amor y liderazgo,

 

Pedro Sifontes
Coach y Conferencista
Sígueme:@psifontes

¿Cómo lograr un buen día?

“No son las circunstancias las que hacen que tengas un buen o mal día, es lo que piensas.”

¿Alguna vez ha tenido un mal día?  ¿Qué haces cuando comienzas el día y de repente todo empieza a salir mal? ¿Eres de esas personas que dicen: “al mal tiempo buena cara” o eres de las que dicen: “Hoy no es mi día”?

Puedo entender que hay circunstancias, situaciones, eventos, noticias, personas que nos “impiden” tener un buen día pero depende de mí dejar que una mala situación arruine mi día.  La actitud que tú elijas cada día es la que va a determinar tu felicidad.

Son ilustradas las palabras del psicoterapeuta austriaco Viktor Frankl  Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento.”

¿Crees que hay situaciones que no puedes cambiar?

¿Crees que hay situaciones que puedes cambiar?

Lo que creas determinará tu actitud y con buena actitud puedes dejar de tener  un mal día y comenzar a tener mejores días. Nosotros podemos hacer nuestra vida mejor si cambiamos nuestra mentalidad y nuestras palabras  de “Hoy no es mi día” a “Hoy es mi día”.

¿Cómo lograrlo? Quiero recomendarte cuatro cosas:

Niégate a ser un profeta del desastre. Cuida cada una de tus palabras porque  siempre lo que tememos existe una probabilidad de que se convierta en realidad. Elije convertirte en un profeta de bendición, en decretar lo que es bueno. Recuerda “todo es para bien.”

Busca lo bueno de cada situación y enfócate en eso. Si te enfocas en lo negativo lo más seguro es que terminaras con mal humor y este a su vez produce irritación, molestia, cansancio, agotamiento. Estoy seguro que no quieres estar así por lo cual puedes decir “No me dejaré dominar por esta situación.”

El pasado siempre será historia por lo que nunca será igual a tu futuro. Quizás puedas sentir que tienes mala suerte, pero esa mala suerte no dura para siempre. Recuerda que los planes de Dios para nosotros son de bienestar, no de calamidad. El futuro es el lugar donde vamos a pasar el resto de nuestra vida, por lo cual debo ocuparme en diseñarlo.

Espera lo mejor y siempre lo mejor. Cuando vamos por la vida esperando lo mejor, obtendremos lo mejor. Has leído “la esperanza es lo último que se pierde.”, el apóstol Pablo también dice: “la esperanza permanece” esto quiere decir que podemos soñar con días mejores.

Hoy es el día que dejes de vivir de acuerdo a la ley de Murphy Cualquier cosa que pueda ir mal,… irá mal.”  Y comiences a vivir de acuerdo a la ley de Dios “Si quieres disfrutar de la vida y ver muchos días felices, refrena tu lengua de hablar el mal (Tu mente de pensar mal)…” Te invito a que hagas de cada día el mejor. Si quieres más información de nuestro programa “Se Feliz y Alcanza tus Sueños” escribe a info@liderazgocreativo.com

En amor y liderazgo,

 

Pedro Sifontes
Coach y Conferencista
Sígueme en:@psifontes

« Entradas anteriores