fbpx

Inspirando personas para el futuro del trabajo!

Abrace lo inesperado

“Nuestras dudas son traidores que con frecuencia nos hacen perder el bien, que habríamos podido ganar, con el temor de intentarlo.” Shakespeare

El viaje de la vida nunca es predecible, habrá momentos en que seremos probados y tentados a renunciar a nuestros sueños. Habrá momentos en que podemos ser invadidos por la duda, por la incertidumbre y por nuestros temores.

Probablemente su matrimonio no esté funcionando como usted quiere, sus negocios no estén marchando bien. Probablemente usted habrá perdido su empleo. Cuantas cosas usted pensaba que iban a estar bien y de repente todo cambió, todo parece que se derrumba, todo lo comenzamos a ver como un desastre.

¿Cómo ve lo inesperado?

Muchas veces vemos lo inesperado como algo negativo, lo vemos como algo que vino a interrumpir nuestros sueños. El aceptar lo inesperado debemos verlo como las oportunidades para algo mejor. Son sabias las palabras del Apóstol Pablo “Sabemos que Dios va preparando todo para el bien de los que lo aman, es decir, de los que él ha llamado de acuerdo con su plan.” Romanos 8:28 (TLA)

¿Qué ha sido lo más inesperado en su vida? ¿Cómo se sintió?

En el libro:The Sower’s Seeds” de Brian Cavanaugh hay una anécdota referente a Thomas Alva Edison llamada “El gran valor del desastre”.

En diciembre de 1914, un incendio destruyó virtualmente el laboratorio de Thomas Alva Edison.
Aunque el daño excedía los dos millones de dólares, los edificios sólo estaban asegurados por US$ 238,000  pues estaban hechos de concreto y se los consideraba a prueba de incendio.
Gran parte de su obra se consumió en las espectaculares llamas de aquella noche.
Cuando el fuego era más intenso, Charles, su hijo de veinticuatro años, apareció buscando frenéticamente a su padre entre el humo y los escombros.
Por fin lo encontró contemplando con toda tranquilidad la escena, con la cara iluminada por los reflejos y el pelo blanco agitado por el viento.
“Me dolía el corazón por él -contaba Charles-.
Tenía sesenta y siete años; ya no era joven y todo se estaba consumiendo en el incendio.
Al verme gritó:
“¿Dónde está tu madre, Charles? ”
Cuando le respondí que no lo sabía, me ordenó:
“¡Ve a buscarla y tráela!
-Jamás verá algo parecido en el resto de su vida. ”
A la mañana siguiente, observando las ruinas, Edison dijo:
-El desastre tiene un gran valor.
Quema todos nuestros errores.
Gracias a Dios, podemos empezar de nuevo.
Tres semanas después del incendio, Edison se las compuso para entregar el primer fonógrafo.

¿Qué piensa ahora de lo inesperado?

¿Sigue manteniendo sus creencias o piensa que vale la pena cambiar la mirada a lo inesperado?

¿Va a dejar morir sus sueños o va a comprometerse hasta lograrlos?

Particularmente creo que lo inesperado viene como una bendición a nuestras vidas para hacernos mejores personas. Lo inesperado viene a nuestra vida para aumentar nuestra fe y confianza en Dios.

Hoy es un buen día para abrazar lo inesperado, para levantarse por encima de sus dudas y vencer a cada uno de sus temores. Usted puede alcanzar una vida extraordinaria cambiando sus creencias. Escriba a info@liderazgocreativo.com para más información.

En amor y liderazgo,

 

 

Pedro Sifontes
Coach y Conferencista
Sígueme:@psifontes

1 comentario

  1. Lily Goldman Portegosa

    Creo que en los ultimos tiempos, el cine se ha convertido en uno de los mejores medios para comunicar ideas.

WhatsApp chat