Liderazgo Creativo

Inspirando personas para el futuro del trabajo!

Etiqueta: Plan de acción

¿Por qué no logro el éxito en la vida?

 

«Si quieres hacer un cambio permanente, deja de centrarte en el tamaño de tus problemas y céntrate en tu tamaño.» T. Harv Eker

Esta es una de las preguntas que muchas personas me han hecho llegar acompañada de frases como esta “he trabajado duro”, “he sacrificado muchas cosas”, “he leído los libros de…”, … y todavía no lo consigo, terminan diciendo algunos “será que Dios no quiere que tenga éxito.”

De algo estoy seguro, y es que Dios quiere que tengamos éxito. Somos nosotros quienes no estamos aprovechando todos los recursos y el potencial que hay dentro de nosotros, y hemos estado viviendo como víctimas de las circunstancias y no hemos asumido nuestra responsabilidad. Somos nosotros quienes hemos bloqueado nuestro éxito.

Todo tiene que ver con nuestra mentalidad.

Mi mentalidad determina lo que hago y lo bien que lo hago. Todos tenemos habilidades únicas, pero si no uso correctamente mis facultades mentales es inútil.

Mi mentalidad me sugiere como voy a tratar con la oportunidad, la adversidad, el fracaso, el éxito, el cambio, ella dicta cual va a ser mi actitud y mi comportamiento.

Si quieres que tu vida cambie necesitas cambiar de mentalidad.

Cambiar de mentalidad requiere cambiar nuestras creencias, palabras y hábitos que son los que nos han llevado al lugar donde estamos.

¿Cómo podemos desbloquear al éxito en nuestras vidas?

1.   Claridad del éxito que quieres.  Sin claridad hay oscuridad. Necesitamos saber lo que queremos y hasta donde queremos llegar. Muchas personas tienen falta de claridad, no saben lo quieren, quieren muchas cosas o quieren lo que otros tienen, por eso cuando llegan los obstáculos se rinden. La rendición comienza en la mente.

Un pequeño ejercicio que puede ayudarte es preguntarte a ti mismo ¿Dónde me gustaría verme en cinco, diez años? Puedes tomar tiempo para escribirlo y utilizar tus sentidos para ver el nivel de claridad, recuerda si puedes verlo claramente puedes lograrlo. Usa tu poder creativo y enfócate.

2.   Confianza en ti mismo(a).  La confianza en ti mismo tiene que ver con las creencias ¿Qué es lo que te dices a ti mismo? ¿Cuál es tu dialogo interno? ¿Cuáles son tus excusas para no tener éxito? Esas excusas son solo creencias que están bloqueando tu potencial, y solo existen en tu mente. Si confías en las habilidades que Dios te dio podrás generar el éxito que buscas. Cree en ti, cree que puedes y lo lograrás. Aun la rosa de sarón florece en las sombras.

3.   Plan de Acción.  Podemos llegar a tener claridad de lo que queremos y una confianza en quienes somos; sin embargo, si no tomamos las acciones correctas de nada sirve. ¿Qué acciones tomas para respaldar la visión de lo que quieres? El éxito no es cuestión de suerte o casualidad, es cuestión de un plan y acciones concretas que te lleven al destino que quieres. ¿Cómo esperas que llegue tu éxito? ¿Estás preparado(a) para ello? La fe sin obras es muerta.

¿Qué necesitas para comenzar a tener éxito?

Prueba con estas tres cosas y observa como tu vida comienza a cambiar. Verás grandes resultados en ti, en tu organización y en todo lo que hagas. Te aseguro que no será de la noche a la mañana, pero es un proceso que si lo repites día tras día lo que has estado buscando sucederá. Es lo que se conoce como repetición con propósito.

¿Estás listo(a)? Vamos y recuerda que estoy para acompañarte en tu viaje de alcanzar el éxito.

En amor y liderazgo,

 

Pedro Sifontes
Coach for Leadership

¿Puedes decir “Gracias a Dios es lunes”?

“Cada momento es especial para quien tiene la visión de reconocerlo como tal.” Henry Miller

¿Cómo te levantas los lunes por la mañana?

He encontrado que a la mayoría de las personas no les encanta los días lunes,  a muchos les encanta son los días viernes. Los pensamientos que he encontrado:

“¡Otra vez lunes!” “Otra vez al trabajo u otra vez a la universidad” u “Otra vez la rutina”

“No puedo esperar a que sea viernes”, “Esta ha sido una semana larga, necesito un…”

¿A que se deberá que un día como el viernes nos pueda motivar tanto para soñar el fin de semana o que un día lunes provoque en nosotros  un desgano para ir a trabajar o estudiar?

Esto se debe a que la mayoría de las personas no han descubierto verdaderamente su propósito, que es lo que les apasiona, y están trabajando en lugares que no les gusta o estudiando carreras que no los entusiasma. Cuando tú estás seguro de que ese es el trabajo que te gusta, que tú quieres, o estás seguro de la carrera que estás estudiando, la vida para ti cobra sentido, hay alegría y gozo en tu corazón por lo que tu estás haciendo. Llegas a sentirte como pez en el agua.

Probablemente has leído el cuento de Lewis Carroll o visto la película “Alicia en el país de las maravillas”, allí encontramos una escena interesante:

¿Dónde ir? — preguntó Alicia

– Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar — dijo el Gato de Cheshire.

– No me importa mucho el sitio… — dijo Alicia.

– Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes — dijo el Gato.

– … siempre que llegue a alguna parte — añadió Alicia rápidamente como explicación.

– ¡Oh!, siempre llegarás a alguna parte — aseguró el Gato

¿Cuántas personas estarán como Alicia que no saben a donde ir? ¿Eres tú alguna de ellas?

¿Te importa mucho tu trabajo o tu carrera? ¿Sientes que tu vida está en un desierto? ¿Eres de lo que dices al menos tengo un trabajo? ¿Quieres saber como crear una vida con pasión?

Para crear una vida con pasión debes saber hacia donde vas y qué es lo que te gusta hacer. Tu vida no la puedes dividir, una de lunes a viernes y otra de fin de semana. Tu vida es una sola y Dios la ha diseñado para que la vivas en abundancia, y esto incluye alegría y gozo todos los días.

Es tiempo de dejar de sentirte victima o esclavo cada vez que culmina el fin de semana. Necesitas apartar tus temores e inseguridades y convertirte en una persona apasionada que disfruta lo que hace. Y allí es donde el coaching te puede ayudar.

Quiero invitarte a hacerte ciertas preguntas que te ayudaran:

1. ¿Qué me gusta hacer? ¿Qué me apasiona? ¿Qué me hace vibrar?

2. ¿Para qué lo quiero hacer? ¿De qué manera la sociedad se beneficia de mi trabajo?

3. ¿Quién es la persona que más admiro en el mundo? ¿Por qué admiro a esa persona?

Las respuestas a estas preguntas te darán las pistas de lo que te apasiona, para que te eleves hacia las alturas. Cuando aprendes a responder a estas preguntas, y llegas al centro de lo que te apasiona, puedes comenzar a experimentar alegría y gratitud por lo que haces.  Puedes llegar a decir con el corazón “Gracias a Dios es lunes, disfruto lo que hago, me encanta mi trabajo”

Saber qué es lo más importante para ti es el primer paso que debes tomar con el fin de entender que “ganarás el pan con el sudor de tu frente” puede significar algo más que tener un trabajo que a ti no te gusta. Tu trabajo debe alegrar tu vida porque así estarás trayendo Gloria a Dios. Tú has sido creado para la alabanza de Su Gloria.

¿Qué harás esta semana? ¿Qué acciones tomarás que te lleven a disfrutar lo que haces? Si necesitas coaching o ayuda para diseñar un plan de acción para tu vida, escríbeme.

“En la vida no hay atajos solo elecciones que marcan mi destino”. Pedro Sifontes

Hoy es el mejor día para disfrutarlo. Di conmigo: hoy me levantaré lleno de energía para dar lo mejor de mí, para sonreírle a la vida, para amar a la gente  y aunque se levanten circunstancias que quieran robarme el gozo, yo elijo disfrutar el día de hoy. “Gracias a Dios es lunes”

En amor y liderazgo,

Pedro Sifontes
Coach Personal
info@liderazgocreativo.com

Popup By Puydi