Si no te gusta algo, cámbialo. Si no puedes cambiarlo, cambia tu actitud. Pero no dejes que el no poder cambiarlo arruine tu vida. No te quejes.

¿Has sentido que tu trabajo no te llena? ¿Sientes que no estás alineado con tu trabajo y qué te falta propósito?

Si es así tu mentalidad está siendo afectada, y debes de tomar acciones para que no te conviertas en una persona infeliz. 

¿Por qué nos convertimos en personas infelices en el trabajo?

  1. Nuestras expectativas son altas. Queremos que el trabajo nos haga felices, pero el trabajo no puede darnos felicidad y eso crea problemas en nuestra mente. No busques en tus compañeros de trabajo o en el ambiente los causantes de tu infelicidad, tu tienes responsabilidad en generar la felicidad que buscas. Es tiempo de replantearte tus pensamientos y hacerte la pregunta ¿Cómo puedo crear mi propia felicidad sin depender del trabajo?
  2. Otros hacen que nuestro trabajo sea miserable. Todos hemos conocidos a personas que nos hacen sentir que no somos valorados, respetados o apreciados. Hay personas exigentes que no respetan el tiempo de otros, hay quienes menosprecian y no confían en la gente para hacer un buen trabajo. Sean jefes o compañeros estas personas pueden lograr que tu trabajo sea insoportable, y no es algo que puedas cambiar con un pensamiento positivo de esto no me afecta. Debes ponerte en acción.

La pregunta que te haces: ¿Cómo lidio con esa situación?

Siempre tenemos dos opciones: quedarnos o salir.

Si decides quedarte, tendrás que comprometerte, buscar dar lo mejor de ti, mostrar más apreciación por el trabajo y buscar crecer. El que busca encuentra. Pregúntate: ¿Qué me hace feliz? ¿Para qué estoy en este trabajo?

» Encontrar alegría en el trabajo es descubrir la fuente de la juventud».  

Pearl buck

Si decides salir comienza a crear un plan de salida. Siempre la decisión es tuya, no postergues esperando a que las cosas cambien.   Pregúntate: ¿Vale la pena seguir en este trabajo? ¿Cómo será mi vida en año sigo en esta condición?

No te quejes si el trabajo no te llena. Sé agradecido cualquiera que sea tu situación, la gratitud siempre abre puertas y trae felicidad. Da el SALTO hacía el trabajo de tus sueños. Me encantaría poder ayudarte a encontrar propósito en tu trabajo y en la vida.

En amor y liderazgo,

Pedro Sifontes